Acércate a la apasionante vida de la gente del mar en Islas Huichas

Acércate a la apasionante vida de la gente del mar en Islas Huichas
Zona Fiordos - Canales

En medio de la enmarañada geografía de canales e islas del pacífico austral, un grupo de pioneros provenientes de Chiloé se instaló con esfuerzo en Islas Huichas. Conoce de cerca la apasionante vida de esta gente del mar entre fiordos, selva exuberante y aguas impredecibles.

  • Ficha Técnica

    Tipo de actividad: Visita a localidad y navegación. 

    Lugar de inicio: Puerto Chacabuco.

    Lugar de término: Puerto Aguirre.

    Distancia del recorrido: Depende del circuito que hagas. Puedes recorrer a pie la distancia entre las localidades y la senda, caminando 3 – 5 kilómetros.

    Duración de la actividad: Dos a tres días, más cuatro horas de navegación de ida y cuatro horas de vuelta.

    Estacionalidad: Todo el año.

    Consideraciones especiales: En Islas Huichas no hay agua, (La gente junta agua lluvia, pero casi no corre agua por las cañerías de las casas), por lo que tomar una ducha es casi imposible. Lleva ropa para la lluvia, ya que llueve constantemente. 

    Reservas: Hazlas con tiempo. 

Los amantes del mar son libres, valientes e ingeniosos. De otra forma no se explica que un  grupo de chilotes haya encontrado su hogar justo en las tierras más fragmentadas del litoral patagónico. Algunos llegaron a cortar el ciprés de las Guaitecas, otros a ahumar cholgas, varios a trabajar en una fábrica de conservas y, más recientemente, atraídos por la pesca artesanal y el cultivo de salmones. Muchos decidieron quedarse a hacer patria, de seguro atraídos también por este irrepetible paisaje de islas colmadas de bosques nativos que aterrizan al mar, y enormes cumbres nevadas en los alrededores.

Para llegar a Islas Huichas desde Puerto Chacabuco, deberás subir a la lancha Shaker en el muelle artesanal de Emporcha, o en la barcaza Jacaf de Naviera Austral en el Terminal de Transbordadores, que navegan aproximadamente cuatro horas entre canales, fiordos y paisajes llenos de abundante bosque nativo. 

En Puerto Aguirre encontrarás hospedajes, pensiones y un par de restaurantes, para disfrutar dos o tres días en el mundo del esforzado y temerario pescador austral. 

Al llegar vale la pena echar un primer vistazo a Puerto Aguirre, donde los habitantes han encaramado con ingenio sus casas en empinadas laderas, en medio del denso bosque nativo. La mayoría de la gente vive en Puerto Aguirre, Caleta Andrade y Estero Copa, zona sur protegida de los fuertes vientos. A veces aparenta ser una costa apacible, donde el mar apenas se mueve y las islas se reflejan perfectamente en sus aguas, pero no te dejes engañar porque acá el mar puede ser igual de bravo que en aguas abiertas. 

Además de observar el encanto y rudeza de la vida de la gente de mar, hay varias cosas para hacer en Islas Huichas. Lo primero que te recomendamos es caminar por Puerto Aguirre cuesta arriba, observando las antiguas casas de tejuela y seguir hacia el mirador, donde tendrás vista favorecida de  las islas cercanas y los fiordos. ¿Ya te diste cuenta en el lugar remoto y privilegiado en que te encuentras?

También merece un recorrido el sendero La Poza, ubicado casi saliendo de Puerto Aguirre rumbo a Estero Copa y Caleta Andrade. Fíjate a mano derecha, porque hay un pequeño portal de madera indicando esta senda de conchitas blancas molidas, que guiarán tu camino junto a paneles informativos de flora, fauna y la historia de las Islas Huichas. Luego de atravesar el tupido bosque llegarás al sector de La Poza, donde Conaf posee buena infraestructura para preparar un picnic y es el lugar preciso  para esperar que caranchos, nutrias y toninas hagan su habitual aparición. Es un buen lugar para relajarte y hacer fotografías de fauna.

Por último podrás conocer el oficio de carpintero de ribera que aún sobrevive en la costanera de Caleta Andrade, de la mano de Juan Guenten, chilote que desde los 13 años dedica su vida  a construir lanchas y veleros de forma artesanal. Utiliza la madera del ciprés de las Guaitecas, abundante en Islas Huichas, por ser la más resistente. Desde la misma caleta puedes recorrer en kayak los pequeños canales entre las islas. Prepárate para ver de cerca toninas y cientos de aves marinas. 

Leer +

Fotografías

Fotografías que complementan este relato

Videos

Si una foto vale más que mil palabras, un video vale más de un millón, ¿no es cierto? Aquí encontrarás los mejores para este sector.

Rutas

Para recorrer esta ruta, vas a necesitar un buen mapa. Encuentra los detalles y pasos aquí en versión georreferenciada y descargable a Smartphone, Tablet y GPS.

Articulos Relacionados

En busca de la reina de los mares

El tempestuoso mar del Golfo Corcovado es conocido como el área con mayor índice de avistamiento de ballenas azules en todo el hemisferio sur. No es fácil verlas, pero tampoco es imposible. Desde Melinka y desde la lujosa y desconocida Isla Jéchica, salen excursiones que intentan el milagro. ¿Te animas?

Leer +