Una salida desde Coyhaique entre lagos y ríos milenarios

Una salida desde Coyhaique entre lagos y ríos milenarios
Zona Aysén - Simpson

Hielo y fuerzas tectónicas han hecho de la Patagonia una obra de arte. Alista tu bici, tu carpa y tu caña de pescar para seguir esta ruta en las cercanías de Coyhaique. Durante el recorrido descubrirás cómo estos procesos geológicos han acomodado el relieve y la vegetación en un paisaje de sucesivos espejos de agua y tramos de tanta pureza, que parecieran haber sido tocados sólo por la glaciación.

  • Ficha Técnica

    Tipo de actividad: Ruta escénica en vehículo o bicicleta

    Lugar de inicio: Plaza de Armas, Coyhaique.  

    Lugar de término: Plaza de Armas, Coyhaique.  

    Distancia: El circuito completo es de 157 km.

    Duración: En vehículo, planifica ocho horas, considerando detenciones y tiempo para realizar un picnic o pescar. En bici, planifica 2 – 4 días para esta expedición.

    Estacionalidad: Todo el año, dependiendo en las condiciones de los caminos. 

    Consideraciones especiales: Si vas en vehículo maneja con precaución ya que hay ripio suelto. Lleva snack para picnic y bebidas calientes o frías dependiendo de la época del año. Si prefieres recorrer en bicicleta, necesitas llevar el equipo necesario: carpas, estufas, provisiones, etc. Si requieres licencia de pesca, que puedes obtener en www.sernapesca.cl. Infórmate cómo prevenir el Didymo (www.didymo.cl), un alga altamente invasiva, que ha contaminada ríos por todo el mundo, incluyendo Aysén.

    Reservas: Actividad autoguiada. No requiere reservas.

Ya debes haber notado cómo el paisaje de Aysén varía de improviso entre pampas eternas, bosques espesos y praderas verdes. Habrás visto además que este impredecible escenario está casi siempre interceptado por agua, a veces encajonada en ríos, lagos, lagunas, y otras deslizándose por alguna vertiente. Estos paisajes son un testimonio de las glaciaciones, fenómeno natural que se inició en el planeta hace 3 millones de años. La más reciente glaciación terminó hace 10 mil años.  

Si pudiéramos volver en el tiempo millones de años, encontraríamos un planeta completamente diferente. Imagina programando tu máquina del tiempo para ir un poco más de dos millones de años atrás para tener la oportunidad de caminar desde Siberia a Alaska sin ningún problema. O hace 700 mil años, cuando Coyhaique estaba bajo el hielo, Aysén y Magallanes estaban cubiertos por glaciares y luego, cuando el calentamiento comenzó a derretir los hielos, podías navegar por los ríos Blanco y Simpson hacia Argentina, porque en esta etapa drenaban hacia el este.

Si no tienes una máquina del tiempo, pero sí algo de imaginación, puedes ver estas maravillas recorriendo las huellas visibles en esta ruta entre Coyhaique, el sector de Seis Lagunas, y la vía entre lago Elizalde, río Paloma y lago Caro. Si vas en vehículo puedes recorrer todo en un día, con tiempo para pescar y disfrutar de un picnic. Una opción más interesante es recorrerlo en bicicleta, en una expedición de tres  a cuatro  días, oportunidad para acercarte mucho más a los hitos naturales que a veces requieren un paso más lento para notar y apreciar.  

El recorrido comienza en la ciudad de Coyhaique.

Comienza saliendo de la Plaza de Armas por el Paseo Horn hacia Arturo Prat. Toma la izquierda, sigue cuatro cuadras y llegarás a Av. Simpson, donde debes doblar a la derecha, avanzando un par de cuadras  hacia el camino que baja por el lado izquierdo, hacia río Simpson. Cuando pases sobre un puente colgante verás la Piedra del Indio por tu derecha, roca erosionada que la fuerza del viento ha moldeado hasta darle la forma que explica su nombre y buen primer ejemplo de lo que la naturaleza puede hacer con el paisaje.

Sigue el camino pasando el sector El Claro y continúa derecho en dirección al aeródromo de Coyhaique. En el Km 3 (ruta X-608), dobla hacia la izquierda, pasando junto al aeródromo y un sector de campos que bordea el río Simpson. Cerca del Km 16 llegarás a una hermosa cascada y después, un cruce junto a una gigante pared de arena, remanente de un anciano lago que se formó durante el retroceso de los glaciares. Avanza hacia la izquierda, entrando al sector conocido como Seis Lagunas. En los siguientes 20 km verás una multitud de lagos y lagunas, un paisaje espectacular lleno de tonos azules y verdes, flores, campos y una gran variedad de aves migratorias. Antiguamente todo este paisaje estuvo bajo hielo y después, cuando el hielo retrocedió, se formó un lago gigante, ¡aún más grande que el lago General Carrera!

En el Km 36 encontrarás un cruce. Toma el camino a la derecha (ruta X-686), que te llevará a una ruta de 48 km que serpentea el lago Elizalde, río Paloma y, finalmente, lago Caro. Cuando empieces a bordear el lago Elizalde aparecerán nuevas pistas del paso de los hielos: rocas lisas y pulidas que vale la pena observar con detención. El Elizalde es uno de los lagos más conocidos y visitados de la región. Posee una playa pública, cabañas y una hostería, y se pueden hacer paseos en bote y pesca recreativa. ¡Acá siempre se pesca una trucha! 

La siguiente sección te llevará hacia el valle del río Paloma. En el Km 47, al costado izquierdo del camino te encontrarás con una extraña formación rocosa que se asemeja a una gigante colmena de abejas. Esta formación rocosa se llama disyunción columnar y se formó a partir de los flujos de lava que surgieron de las erupciones volcánicas. Cuando la lava fue sumergida bajo las corrientes del río que antiguamente pasó por este corredor, entró en un proceso de enfriamiento rápido, desde afuera hacia adentro que produjo un encogimiento y provocó que se formen grietas dando forma a este hermoso patrón hexagonal. Contemplando esta increíble formación, te podrás imaginar cómo fue este  paisaje hace miles de años.

Al seguir camino rumbo al río Paloma comprobarás que el hielo dejó huellas muy distintas en estas tierras. El río corre por un valle angosto, custodiado por grandes cordilleras decoradas con nieve en invierno y con los siempre presentes glaciares durante el verano. Hay buenas áreas para acampar al borde del río y excelente pesca. Te recomendamos acercarte a los campos y pedir permiso para acceder y usarlos.  

Al ir hacia el lago Caro el paisaje se vuelve a transformar, con bosques milenarios y campos también antiguos, con sus fotogénicos corrales, caballos y casas. El lago está rodeado de bosques de tepas, coigües, mañíos y algunos arrayanes, exuberancia siempre-verde con la que te conectarás más si llevas tu carpa y la utilizas para acampar protegida y cerca de la playa. 

Regresa por el mismo camino hasta su intersección con la vía del sector Seis Lagunas, donde debes doblar a la derecha y avanzar un par de kilómetros hacia el cruce frente al pequeño pueblo de Villa Frei. Dobla hacia la izquierda y sigue este camino por aproximadamente 10 km, pasando el pueblo de Valle Simpson hasta el cruce con la Ruta 245, que corre entre Balmaceda y Puerto Aysén. Dobla a la derecha y en 19 km estarás de regreso en Coyhaique.

Leer +

Fotografías

Fotografías que complementan este relato

Videos

Si una foto vale más que mil palabras, un video vale más de un millón, ¿no es cierto? Aquí encontrarás los mejores para este sector.

Rutas

Para recorrer esta ruta, vas a necesitar un buen mapa. Encuentra los detalles y pasos aquí en versión georreferenciada y descargable a Smartphone, Tablet y GPS.

Articulos Relacionados

Madruga junto al cóndor andino en Coyhaique Alto

El cóndor andino, símbolo nacional de Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú, representa poder, fuerza y libertad para la gente de la Patagonia. Aquí aún es un evento diario detenerse, mirar al cielo y maravillarse de estos gigantes planeando en las alturas sin esfuerzo alguno. Verlos de cerca es un privilegio de pocos, pero si te animas a madrugar, es posible en Aysén.

Leer +