Sigue las huellas del Padre Antonio Ronchi

Sigue las huellas del Padre Antonio Ronchi
Zona Baker - O'Higgins

La inspiradora vida del “Padre rasca”, como se autodesignaba, proporciona una ventana a la cultura y la historia de este rincón del mundo. Te invitamos a conocer los pasos de uno de los personajes más relevantes y queridos de Aysén.

  • Ficha Técnica

    Tipo de actividad: Tour patrimonial, autoguiado.

    Lugar de inicio: Museo de los Pioneros en Villa O’Higgins

    Lugar de término: Cualquier pueblo o villorrio de la región. 

    Distancia: Variable, elija una ruta que vincula con tu itinerario. 

    Duración de la actividad: La duración de tu viaje.

    Estacionalidad: Todo el año.

    Consideraciones especiales: Muchas personas que viven en esta área tuvieron la oportunidad de conocer personalmente a este personaje histórico. Ellos relatan afectuosos recuerdos de los muchos viajes del Padre Ronchi a través de la Patagonia y los momentos en que visitó sus localidades.

    Reservas: Actividad autoguiada, por lo tanto, no necesitas hacer reservas

Escuelas, iglesias, talleres artesanales y de capacitación, estaciones de radio, embarcaciones, gimnasios, capillas, pequeñas turbinas de agua para energía eléctrica e incluso un laboratorio científico para identificar Marea Roja, forman parte de las trascendentales obras que se construyeron en la Región de Aysén gracias al esfuerzo de este hombre. 

Incansablemente durante unos 20 años, el Padre Ronchi trabajó en cada rincón de la Región de Aysén, incluso en lugares que eran considerados inalcanzables. Donde había una necesidad y un poblador, no importaba el medio de transporte, a pie, caballo, lancha o avión, se las arreglaba para llegar con su labor evangelizadora y social.

No tuvo sólo adeptos, ya que muchos de sus pares no estaban de acuerdo con sus métodos, o por los destinatarios de sus esfuerzos. Pero nada detenía su afán de ayudar a las comunidades. Para llevar adelante su obra, el Padre golpeaba puerta tras puerta, llamando a cada miembro de la comunidad a sumarse, caminando enormes distancias desde un campo a otro para desarrollar cada proyecto. Desde donaciones de madera o alambre, hasta comida o trabajo, todos los habitantes de la ciudad ayudaban de una manera u otra. Esa es una de las razones principales del gran cariño que todos le tienen al Padre Ronchi hasta el día de hoy. 

¿Quién era?

De origen italiano, nació en la localidad de Bálsamo en 1930. A los 18 años entró al seminario de la Obra Don Guanella, quienes enviaron misioneros a Chile para hacerse cargo de la enseñanza y formación de niños abandonados. Uno de ellos fue Ronchi. La gestión la hizo el primer santo chileno,  Padre Alberto Hurtado, uno de los personajes católicos más relevantes en la historia de este país por su obra social.

En 1961 viajó a Chile. Le tocó residir en Santiago, Rancagua, Puerto Cisnes y Ancud. La llegada del Padre Ronchi a la Región de Aysén se remonta al año 1970, pero es a partir de 1972 que inicia su gran obra comunitaria por toda la región. Nunca, en sus más de 20 años en Aysén, tuvo un lugar de residencia fija, realizando una gran labor evangelizadora y social, bautizando, casando y preocupándose de todos los pobladores de la zona austral, sin distingos de ninguna especie.

Sus múltiples esfuerzos y su constante ir y venir en busca de ayuda financiera para sus proyectos, deterioraron a tal punto su salud, que su gran corazón no resistió y se detuvo el 17 de diciembre de 1997, falleciendo a la edad de 67 años. Sin que él lo pidiera, en 1993 le fue concedida la nacionalidad chilena por gracia. Sus restos descansan en el cementerio de Puerto Aysén, Chile.

¿Qué conocer?

En la parte norte de la Plaza de Armas de Villa O’Higgins podrás ver un edificio amarillo. En 1977 este edificio fue construido como iglesia por el  Padre Ronchi y la comunidad, pero actualmente es el Museo de la Patagonia, dedicado al sacerdote misionero, donde se reconocen sus años de trabajo para el desarrollo de la región. Allí se encuentran exposiciones de sus trabajos, especialmente durante su paso por la Villa y varios objetos históricos que retratan las tradiciones locales de esta extrema zona austral. También puedes visitar su dormitorio, donde tenía sus posesiones personales y materiales de lecturas. 

Son tantas las obras del Padre, que probablemente no creerás que hasta intentó construir un pueblo en Puerto Yungay, del que existen cuatro casas y una capilla. Pregunta en el quiosco “El Peregrino” y conversa con sus dueños, don Francisco Velásquez y su esposa Marta Inés Nahuel, quienes podrán contarte de primera fuente la historia. Una de sus intenciones era traer a los pobladores de Caleta Tortel, puesto que consideraba que estaban muy aislados y así tendrían mejores oportunidades de crecer y desarrollarse. Su deseo nunca se cumplió, sin embargo Caleta Tortel no quedó fuera de la ayuda del Padre, construyó una capilla, un bote de transporte y al igual que en Puerto Yungay, llevó energía eléctrica a la comunidad a través de una turbina.

Una de sus principales preocupaciones fue la comunicación entre las comunidades. Por eso creó la red Madipro (sigla de “Madre de la Divina Providencia”), con 22 radioemisoras FM y 17 estaciones repetidoras de televisión con recepción satelital y equipos de producción local a lo largo y ancho de la región. No dejes de visitar las instalaciones en Caleta Tortel.

Pero tal vez su obra más notable la realizó en la zona litoral. Toto es una pequeña islita del grupo Gala, a la salida del canal de Jacaf. El sitio se hizo conocido cuando en 1985 se produjo una explosión en el interés por la pesca de la merluza española, y llegaron a vivir aquí más de 5 mil personas en condiciones extremadamente precarias y sin ninguna ley. Ronchi llegó a Toto en 1991, cuando el boom pesquero se había desinflado por la sobreexplotación del producto. Sin ninguna ayuda de las autoridades, el Padre comenzó a llevar civilización al lugar. 

Por el año 1993 y sin autorización del Ministerio, cansado del sistema burocrático, el Padre decidió emprender marcha blanca a un proyecto educativo y logró el apoyo de la comunidad. Desde profesores hasta alumnos, todos trabajaron por sacar adelante la escuela de Puerto Gala y Puerto Gaviota, improvisando roles, levantándose al alba para tener leña para el desayuno. Nada, ni siquiera el edificio a medio terminar en el que estaban, fue impedimento para llevar adelante esta obra. Gracias a esto logró transformar espacios de hombres pescadores nómadas en comunidades unidas donde muchas familias pudieron asentarse.

Te invitamos a que continúes descubriendo por ti mismo la vida e historia del Padre Ronchi. Además de los sitios que hemos destacado, puedes encontrar sus obras en un sinfín de localidades a lo largo de todo el territorio de Aysén: Puerto Gala, Puerto Gaviota, Raúl Marín Balmaceda, La Junta, Lago Verde, Puyuhuapi, Villa Amengual, La Tapera, Puerto Cisnes, Villa Ortega, Villa Cerro Castillo, Puerto Ibáñez, Bahía Murta, Fachinal, Sector Los Ñadis, Caleta Tortel, Puerto Yungay, Sector Río Mayer y Villa O’Higgins. No existe poblador que quede ajeno al amor y dedicación que marcó a toda una región, y es muy probable, que tras conocer e imaginar todo lo que debió enfrentar para sortear tantos obstáculos,  sientas la misma admiración que el resto de los ayseninos.

Leer +

Fotografías

Fotografías que complementan este relato

Videos

Si una foto vale más que mil palabras, un video vale más de un millón, ¿no es cierto? Aquí encontrarás los mejores para este sector.

Rutas

Para recorrer esta ruta, vas a necesitar un buen mapa. Encuentra los detalles y pasos aquí en versión georreferenciada y descargable a Smartphone, Tablet y GPS.

Articulos Relacionados

Con lupa en mano tras los tesoros naturales de laguna Caiquenes

En el camino entre Puerto Yungay y Caleta Tortel, Aumen ONG se dedica a la protección ecológica in situ, educación ambiental, investigación científica de campo y rescate patrimonial, usando el turismo de naturaleza como una herramienta para la puesta en valor de la riqueza ecológica del Bien Nacional Protegido Laguna Caiquenes. Afina tu vista para descubrir los tesoros escondidos que esconde esta área protegida.

Leer +