Senderismo hacia el glaciar Río Mosco

Senderismo hacia el glaciar Río Mosco
Zona Baker - O'Higgins

Sube a través de tupidos bosques, ríos y arroyos hasta llegar a un mirador a los pies de este hermoso glaciar. Uno de los mayores desafíos que tendrás en este tramo será encontrar un punto de retorno, ya que la belleza natural te invitará a seguir siempre adelante.

  • Ficha Técnica

    Tipo de actividad: Senderismo.

    Lugar de inicio: El mejor lugar de inicio se encuentra en las oficinas de Conaf  al costado del Parque Municipal, Villa O’Higgins. Al norte de la Carretera Austral se ubica otro acceso, indicado con una pequeña señalética. 

    Lugar de término: Villa O’Higgins.  

    Distancia: 20,8 km (ida y regreso)

    Duración: 8-10 horas

    Estacionalidad: Octubre – marzo

    Consideraciones especiales: Se recomienda que las familias regresen a Villa O’Higgins antes de cruzar el río Claro, ya que en este sector el sendero se vuelve más exigente y técnico. Recomendable llevar bastones de trekking para realizar los senderos de mayor dificultad, zapatos de caña alta, capa de agua o chaqueta impermeable, lentes y gorro para el sol,  una botella de agua y un kit de primeros auxilios personal.

    Reservas: Hay varios guías en Villa O’Higgins que ofrecen este trekking. Servicios incluyen: 

    Alonso Díaz (Coya), Excursiones Entre Patagones,  Carretera Austral e acceso norte a Villa O’Higgins.  Contacto: 994980460; 66215046; www.entrepatagones.cl; info@entrepatagones.cl.

    Mauricio Melgarejo, Tsonek Expediciones,  Carretera Austral 1 km al norte de la  entrada a Villa O’Higgins.  Contacto: 9 78929695;  www.tsonek.clinfo@tsonek.cl.

    Andrea Rosas, Vulturpatagonia,  Lago Cisne 215, Villa O’Higgins. Contacto:  9 93508156; andrearosast@gmail.com; Facebook: Vultur Patagonia-Villa O'Higgins

La excursión comienza en el cerro Santiago, 100 m al este de la plaza de Villa O´Higgins, donde se encuentra el puesto de Conaf con un letrero que indica el inicio del sendero. Es difícil que te pierdas, pues el camino se encuentra bien marcado con barras rojas y amarillas pintadas en algunos árboles, piedras apiladas y estacas de madera en el suelo. 

Luego de tres kilómetros de curvas, el sendero se une con una entrada alternativa para los caminantes que llegan por la Carretera Austral. Verás aquí las huellas que dejaron los incendios en la época de la colonización, reflejada en una extensa área de troncos de árboles. Tras cruzar los renovales, que con esfuerzo crecen e intentan hacerse cargo de este desastre ecológico, llegarás a un mirador desde donde tendrás una gran vista a los valles de los ríos Mosco y Mayer. 

En el tramo en ascenso que sigue al mirador, la vegetación nativa comienza a protagonizar el paisaje, entrando a bosques de lenga y coigüe. Entre tanta exuberancia verde deberás estar atento a las marcas del sendero para confirmar que vas por el camino correcto. Cuando el camino se nivela encontrarás numerosos cruces de ríos y arroyos, los que deberás atravesar sobre pasarelas. ¡Cuidado! Suelen ser resbalosas, por lo tanto camina con precaución, sobre todo si vas con niños. 

Luego la ruta empieza a bajar hasta encontrarse con el borde del río Mosco ¡No lo cruces! Debes continuar por el sendero marcado que ondula hasta llegar al río Claro, donde una sección marcada indica un corto, pero difícil cruce de río. Acá es fundamental tu sentido común: primero, nunca cruces solo y segundo, si el nivel de agua es muy alto y hay mucha corriente, es mejor que regreses a Villa O´Higgins. Recuerda que si no tienes experiencia en cruce de ríos, siempre es mejor ir con un guía. 

Del otro lado, la pendiente aumenta y aparecen grandes rocas y piedras erosionadas, que quizás te obliguen a apoyarte en manos y rodillas. Trata de guardar separación con los otros miembros del grupo, ante un eventual desprendimiento de piedras. En lo más alto de este ascenso deberás cruzar el río Mosco. ¡Ya sabes cómo hacerlo!

Desde ahí el sendero continúa hasta la cascada del río Mosco, con una impresionante caída de agua de 25 m. Al norte de la quebrada  verás la señalización que marca el camino de tu último ascenso. ¡Vale la pena este esfuerzo final! En la cima te espera una panorámica inolvidable: desde aquí podrás ver la laguna Fría (el deshielo que da vida al río Mosco), el glaciar Río Mosco, los picos del cerro Mirador (1.788 m), cerro Catalina (1.894 m) y cerro Huemul Blanco (2.230 m), la cumbre más alta del valle del río Mosco. Esta visión del valle es un buen final para esta aventura, que tiene como regreso el mismo sendero que ya recorriste.

Leer +

Fotografías

Fotografías que complementan este relato

Videos

Si una foto vale más que mil palabras, un video vale más de un millón, ¿no es cierto? Aquí encontrarás los mejores para este sector.

Rutas

Para recorrer esta ruta, vas a necesitar un buen mapa. Encuentra los detalles y pasos aquí en versión georreferenciada y descargable a Smartphone, Tablet y GPS.

Articulos Relacionados

Bienvenidos a Villa O’Higgins, el corazón de la Patagonia

Ya puedes levantar tu copa y celebrar haber llegado al final de la Carretera Austral, puerta de entrada a Campo de Hielo Sur y corazón de la Patagonia. Revive historias de pioneros, exploradores, aventureros y navegantes, que han pisado estas tierras de naturaleza prístina.

Leer +