Ve al encuentro del mar recorriendo el Sendero Chucao

Ve al encuentro del mar recorriendo el Sendero Chucao
Zona Palena - Queulat

Caminar por la orilla del mar. La arena en los pies. El viento en la cara. El ruido incesante de las olas. Respirar el olor del bosque. Sentir que estás lejos y que el momento no puede ser más perfecto. Si necesitas un poco de tiempo en silencio para disfrutar la naturaleza, en Puerto Raúl Marín Balmaceda es muy simple: camina el sendero Chucao y siente.

  • Ficha Técnica

    Tipo de actividad: Caminata suave por el sendero que lleva a la playa en Puerto Marín Balmaceda.

    Lugar de inicio: Entrada al sendero a un costado de la escuela en la Av. Costanera.

    Lugar de término: Cementerio en la zona del embarcadero.

    Distancia del recorrido: 7,3 km

    Duración de la actividad: 2 - 4 horas. 

    Estacionalidad: Todo el año.

    Consideraciones especiales: Es un sendero fácil y usado por los lugareños. La playa no está habilitada para el baño, así  que si decides nadar lo haces bajo tu responsabilidad. Lleva agua, mapa y ropa adecuada.

    Reservas: Actividad autoguiada

Caminar un rato, solo o acompañado e ir al mar, que siempre es un privilegio, es algo que puedes hacer si tomas el sendero Chucao en Puerto Marín Balmaceda. En la plaza del pueblo se encuentra la Asociación de Turismo y Comercio del poblado, donde te podrán dar mayor información sobre el lugar si así lo requieres. El sendero comienza a un costado de la escuela, en la Av. Costanera y está señalizado por un letrero con su nombre a  la entrada. Este camino es utilizado por los lugareños, por lo que se mantiene en buen estado gran parte del año. Su complejidad es baja, así  que agarra mochila, agua, protector solar y snacks, y parte a hacer un recorrido que te permitirá sentir, escuchar y  pensar.

Primero atravesarás el bosque que se encuentra a la orilla del pueblo. Te encontrarás rodeado de coigües de gran tamaño, barbas de viejo o liquen de los árboles, distintos tipos de helechos, lumas, canelos, entre otros tipos de árboles. Si tienes suerte y eres silencioso podrás toparte con algún chucao, el pájaro que da el nombre al sendero y al que reconocerás por ser pequeño y con el pecho de un color naranja oscuro. Quizás lo más característico es su potente canto, que de seguro acompañará gran parte de tu recorrido. Esta parte del camino se caracteriza por el verde presente en todos lados, hojas, troncos, raíces. ¿Cuántas tonalidades alcanzas a ver? 

Tras salir del bosque llegarás a las dunas, que están rodeadas de frutillas silvestres. Cerca de ahí hay un mirador rústico que da una vista panorámica de la costa. Lo que ves es el Golfo del Corcovado, y las islas que divisas a lo lejos son los islotes Las Hermanas, donde habitan lobos marinos y cormoranes. Sigue la senda y camino de acceso hasta que puedes bajar a la playa.   Se llama La Boca y es la única orilla continental de Aysén donde se puede ver el mar abierto. Así  que  camina sobre la arena y aprovecha de sentir el viento en  tu cara. No es recomendable meterse al agua porque es demasiado fría, y principalmente porque no está habilitada para el baño y no hay socorristas. 

Al sur de la playa encontrarás el Acantilado Vivo, y puedes regresar por la orilla de la costa hasta una senda vehicular ubicada a la orilla del bosque. Vas a caminar teniendo a tu derecha el bosque y a tu izquierda una vista al fiordo Pitipalena, el faro y las montañas con bosque siempre-verde. El fiordo es hogar de muchas aves,  es un lugar ideal para su observación y algunas buenas fotos. No dejes de vigilar el mar, porque cuando menos lo esperes puedes ver delfines australes, conocidos en la zona como toninas, revoloteando en la orilla, dando saltos o piruetas. 

El circuito termina en el sector del embarcadero, donde se encuentra el cementerio, al lado derecho del camino. Antes de dejar la senda, detente una vez más, respira profundo y siéntete privilegiado de estar en un sitio tan remoto, lejos de los grandes edificios y el bullicio de las pobladas costas. De seguro este momento valdrá la pena recordarlo por siempre.

Notas

  • Nota 1

     El bosque presenta una abundante vegetación arbórea, tapizado con helechos y musgos, y en otoño, una gran variedad de hongos silvestres. Plantas como la Pitra (Myrceugenia planipes), la Chaura (Pernetya pumila) el Fuinque (Lomatia ferruginea), o el Sauco del Diablo (Pseudopanax letevirens) acompañan la senda bordeando otros árboles nativos y comunes de la Selva Valdiviana como el Canelo (Drimys winteri), la Tepa (Laurelia fillipiana), la Tiaca (Caldcluvia paniculata), el Coigüe de Chiloé (Nothofagus  nitida), el Mañío hembra (Saxogothaea conspicua), la Quilineja (Luzuriaga radicans), el Tepú (Tepualia stipularis), el Mañío macho (Podocarpus nubigenus) y el Ciruelillo (Embothrium coccineum). Pero sin duda los reyes del bosque son los imponentes  Coigües (Nothofagus dombeyi) y Arrayanes (Luma apiculata), con impresionantes dimensiones, tanto en altura como en anchura. Durante toda la caminata, el ruido de las olas se conjuga con los hermosos sonidos de aves como los Rayaditos (Aphrastura  spinicauda) o los Chucao (Scelorchilus rubecula) que a menudo se reúnen para presentar su encantador espectáculo al visitante.

Fotografías

Fotografías que complementan este relato

Videos

Si una foto vale más que mil palabras, un video vale más de un millón, ¿no es cierto? Aquí encontrarás los mejores para este sector.

Rutas

Para recorrer esta ruta, vas a necesitar un buen mapa. Encuentra los detalles y pasos aquí en versión georreferenciada y descargable a Smartphone, Tablet y GPS.

Servicios

Tripadvisor

Con nuestro “plug-in” de Trip Advisor, es facilísimo a ubicar los mejores servicios de alojamiento, alimentación y guías, y compartir las opiniones y experiencias de otros viajeros. Aquí se presentan los servicios en las cercanías de este sector.

Alojamiento
Restaurant

Articulos Relacionados

Sigue la ruta patrimonial de Rosselot desde el campo al mar

La Ruta Patrimonial entre La Junta y Raúl Marín Balmaceda ofrece maravillosos paisajes del río Palena, bosques siempre-verdes, arroyos, cascadas y campos de los antiguos colonos que llegaron a la zona. Recorre, toma fotografías, visita termas naturales y termina la aventura con tus pies en las playas de la Isla los Leones.

Leer +
Encuentra un tesoro escondido, Raúl Marín Balmaceda

.Puerto Raúl Marín Balmaceda es un pequeño poblado emplazado en la desembocadura del río Palena, que poco a poco empieza a salir del anonimato para mostrar sus encantos, que incluyen bosques, dunas, mar y abundante fauna marina. Haz un recorrido a pie para ver sus bellezas naturales o toma una excursión por sus canales para ver delfines, lobos marinos y aves.

Leer +
Festines y travesías al lado del mar

Puerto Raúl Marín Balmaceda está emplazado en la desembocadura del río Palena. Para acceder hay que recorrer 73 km desde La Junta, pero también se puede llegar navegando. En la foto el descenso colectivo La Ruta del Palena, que se realiza todos los veranos.

Leer +