Festines y travesías al lado del mar

Festines y travesías al lado del mar
Zona Palena - Queulat

Puerto Raúl Marín Balmaceda está emplazado en la desembocadura del río Palena. Para acceder hay que recorrer 73 km desde La Junta, pero también se puede llegar navegando. En la foto el descenso colectivo La Ruta del Palena, que se realiza todos los veranos.

Nos levantamos con ánimo y muy emocionados por la invitación que nos extendió Jonathan Hechenleitner para visitar el pueblo de Puerto Raúl Marín Balmaceda, y compartir un festín típico de la zona. Recorremos unos 73 km por el camino patrimonial que une la costa con el interior (Ruta X-12, Raúl Marín Balmaceda-La Junta), la que se va mimetizando entre bellos paisajes e historia local. Unos 10 km antes de llegar, cruzamos en ferry el gran río Palena y, por primera vez, nos damos cuenta de que este maravilloso lugar es una pequeña isla, rodeada de aguas dulces y saladas. Por el sureste está el río Palena y su delta, por el noroeste está el fiordo Pitipalena, el canal de Garrao, y el Golfo Corcovado hacia el oeste.

Fue en este sitio donde comenzó la colonización de toda esta zona. Los primeros intentos se remontan a la última década del siglo XIX con la fundación de la colonia Isla Los Leones (1888-1889), la que fracasó por las distancias que separaban a la población de los lugares de pastoreo y también por la falta de apoyo estatal, pero aún así, continuaron los intentos. La colonización fue lenta, básicamente realizada por inmigrantes chilotes, quienes arribaron en busca de territorios para la extracción de madera. No fue hasta la década del 30 que se constituyó oficialmente el villorrio de Puerto Palena, lo que sirvió de puerta de entrada para la exploración y colonización de las tierras interiores. Hoy en día, este poblado tiene algunas de las bahías y aguas más limpias y prístinas de todos los fiordos de Aysén, y sus pobladores están trabajando diariamente para conservarlas. 

Al llegar al puerto, nos encontramos con un rompecabezas de casas dispersas, unidas por calles de arena que parecen no tener un orden establecido, sin embargo, el pueblo es pequeño, así que no tardamos mucho en encontrar nuestro destino: Hostería, Cabañas y Restaurante Isla del Palena, ubicado en calle Las Hermanas (Teléfono: (09) 66089538. Email: isladelpalena@gmail.com). Jonathan nos espera con una muestra de los productos de Conservas Travesías (www.conservastravesia.cl) un proyecto familiar que ofrece una selección de productos del sector, extraídos de forma cuidadosa y responsable desde los bancos naturales por buzos y colonos de la localidad, los que son conservados en frascos para el mercado nacional. Nosotros disfrutamos de una espectacular bienvenida, compuesta por una deliciosa tabla de choritos, almejas, cholgas y pulpo, además de varios trozos de salmón ahumado con leñas nativas. Después de probar todo, acompañamos a Jonathan al muelle, para abordar un pequeño bote a motor y ver la habilidad de un buzo en su actividad de mariscar.

Mirando hacia la costa desde el agua, podemos entender que la playa en Raúl Marín es el patio trasero del pueblo. Se puede caminar por horas por esta playa, con el bosque al fondo y frutillas y flores mezclándose entre las dunas frente al mar. Vamos observando un contraste increíble de colores, hasta ser distraídos por un hermoso grupo de tres delfines que juguetean frente a nosotros. Van y vienen, de seguro buscando peces. El buceador nos lleva hacia el grupo de islas Las Hermanas, islotes que son visibles a lo lejos desde la playa. Aquí se juntan unos mil ejemplares de lobos marinos, donde se distinguen claramente los enormes machos rodeados por su harén de féminas y una que otra cría. La convivencia a primera vista parece de lo más pacífica, ya que se ven durmiendo a “pata suelta” entre las rocas y la brisa marina, pero de vez en cuando la paz se pierde, especialmente si otro macho se acerca al harén, lo que puede ocasionar feroces peleas. Después de disfrutar de sus juegos, volvemos a la bahía frente al muelle, en donde el mariscador nos da una pequeña demostración de su oficio, bajando hacia la oscuridad del mar y reapareciendo unos momentos después con una malla llena de mariscos. Los bivalvos del área están hasta ahora libres de marea roja, convirtiéndose en un apreciado elemento de varias preparaciones culinarias. Cuando se nos abre el apetito, regresamos hasta la playa para aprender cómo preparar un famoso Disco marino.

El plato consiste en cocinar mariscos sobre un disco de metal, donde los protagonistas son los choritos, las cholgas y las almejas locales. Esta preparación es ideal para el término de una excursión, ya que es muy reponedora después de una actividad física. Situado entre una paella y un pulmay, el plato pasa rápidamente de una fuente de alimentación común a un banquete que reúne a varios comensales en torno a una fogata. Con una fuerte herencia chilota, el pueblo ha transformado los curantos en hoyo y en olla, en esta creación propia. Disfrutamos mucho de la discada e igualmente de la compañía de nuestros anfitriones, quienes comparten relatos de la historia de su pueblo y de las islas en los alrededores. 

Para quemar las calorías de este increíble almuerzo, seguimos por el camino principal hasta llegar a la senda El Chucao, donde literalmente entramos a un bosque encantado, lleno de helechos, lianas, árboles gigantes, musgos y flores. ¡Nos sentimos perdidos en un mundo verde! Después de media hora vemos un rayo de sol entrando a nuestro bosque encantado, que va creciendo hasta convertirse en una puerta de salida. Llegamos a un mundo 100% distinto, una playa salvaje de arenas blancas y puras, llena de frutillas silvestres y flores amarillas. Volvemos al pueblo caminando por entre las dunas y nos vamos a comer el último plato de un delicioso tour por los frutos del mar en el restaurante del hospedaje. Aquí, Jonathan nos prepara un plato que llaman Róbalo al Melimoyu, en honor al majestuoso volcán que decora el sector, acompañado de su cerveza casera, el último proyecto gastronómico de la familia Hechenleitner. Y claro, como todos los otros productos que probamos, es perfectamente sabroso y lleno del cariño que despide este lugar.

Notas

  • Nota 1

    Aprende un poquito sobre las primeras exploraciones de la cuenca del Palena: A finales de 1883 en Puerto Montt se organizaba la primera exploración documentada del río Palena a cargo del colono alemán Adolfo Abbé, quien elaboraría un informe escrito para el Ministerio de Tierras de la época destacando las condiciones del territorio para la colonización. Dos años más tarde el capitán de la marina chilena Ramón Serrano Montaner también explorará, en dos ocasiones, la región del Buta Palena (1885-86) publicando una descripción más clara del territorio. Para el verano de 1894, dos expediciones oficiales enviadas por el gobierno chileno se encontraron en Bajo Palena, las dos persiguen objetivos diferentes. Una de ellas estuvo a cargo de Elías Rosselot, inspector de colonización de Bajo Palena; la otra fue dirigida por Hans Steffen, especialista comisionado para explorar el territorio chileno y entregar antecedentes técnicos que apoyaran la posición de Chile en el conflicto de delimitación de la Patagonia de 1889 con Argentina, surgido después del tratado de 1881. 

    Dada la necesidad del Estado chileno de explorar la zona en conflicto, el geógrafo alemán Hans Steffen trabajó al servicio del gobierno de Chile entre 1892 y 1902. Este conflicto enfrentó dos criterios científicos frente a la delimitación política: La división de aguas, o "Divortium aquarum", defendido por Chile y la noción de las más altas cumbres de la cordillera, o "encadenamiento principal", sustentada por Argentina. Para fines de los años ochenta del siglo XIX, Argentina había realizado exploraciones y contaba con las investigaciones de Francisco Moreno en el sector de Río Negro y Nahuelhuapi. Por su parte en Chile, si bien el asunto del peritaje y la “empresa” de la Patagonia estaban bajo la tutela de Diego Barros Arana, realmente no se había iniciado un estudio acabado de la zona en cuestión. 

     

    El 4 de diciembre de 1893 el geógrafo germano se dirigió a la región del río Palena, en una expedición que se extendió hasta marzo de 1894, donde junto a sus colaboradores lograron establecer el curso de los grandes ríos de la región, llegando a demostrar que el Palena, el Carrenleufú y el Corcovado corresponden a tramos distintos de un mismo río. 

  • Nota 2

    Los ecosistemas marinos del sur de Chile, en este caso el golfo Corcovado destacan por su sobresaliente biodiversidad gracias a una relativa abundancia en nutrientes para muchas especies de peces, aves, mamíferos marinos y flora marina. Destacando como temas emblemáticos la presencia de corales de agua fría y Ballenas azules (Balaenoptera musculus). Dada su importancia esta zona ha visto numerosos esfuerzos científicos y comunitarios para asegurar su conservación, haciendo particular hincapié, en la integración de estrategias que cuenten con la participación de actores locales gracias a un respaldo de información ecosistémica y socioeconómica de la zona. Iniciativas como los proyectos de identificación acústica de cetáceos que han permitido definir el denominado “canto chileno” entre las especies estudiadas (Buchan et al, 2014); la ubicación acústica de fauna emblemática del CIEP o de monitoreo acústico de ballenas azules del golfo Corcovado, que lidera Fundación MERI, buscan proporcionar información relevante para la conservación de esta emblemática especie, además de generar importantes impactos en el turismo y la ciencia.

     

  • Nota 3

     El ambiente de estuario de Puerto Raúl Marín es un buen hábitat para el puye (Galaxias maculatus).  De interesante valor comercial, es usualmente extraído mediante redes que uno o más pescadores tiran al agua en forma de trampa. Apetecido por los finos paladares del mundo entero, este pez sin escamas es un pésimo nadador, presa fácil de las truchas que esperan su regreso al río. Para protegerse, su piel casi transparente le permite mimetizarse con su entorno. En la primavera e inicio del verano, puedes sumarte a una faena de pesca del puye con habitantes de la localidad. Con ellos puedes aprender la técnica de pesca con malla puyera en la desembocadura del río Palena, o vivir una experiencia mayor, dejándote transportar a otro espacio costero, acampando y pescando al amanecer.

  • Nota 4

    Al terminar la actividad de pesca o si cambias de cuerpos de agua, remueve, lava y seca tus implementos en los tambores dispuestos por la administración de la Reserva Nacional Tamango para prevenir la difusión del Alga Didymo (Didymosphenia geminata), alga altamente invasiva, que ha contaminado muchísimos ríos en el mundo y de la región. Te dejamos los pasos a seguir, antes de abordar nuestros ríos con tu equipo de pesca: 1) Remueve los restos de vegetación, barro, algas, sedimento y agua de cualquier material, ropa, equipos, embarcación y/o vehículo antes de abandonar lagos y ríos. 2) Lava y descontamina los equipos que hayan estado en contacto con el agua, al menos un minuto con alguna de las soluciones desinfectantes recomendadas. Si no es posible desinfectar tu material, seca por 48 horas la ropa, equipos, embarcación y/o vehículo, antes de ingresar en un lago o río de Aysén.

    Soluciones recomendadas: 

    • Agua con cloro: Mezcla en un recipiente 10 litros de agua con 200 ml (1 taza) de cloro.

    • Agua con sal: Mezcla en un recipiente 10 litros de agua con dos tazas de sal.

    • Agua caliente: Utilizar por al menos 1 minuto agua por sobre los 60°C.

Fotografías

Fotografías que complementan este relato

Recetas

Los sabores y saberes gastronómicos pueden ser un aspecto inolvidable de tus recorridos en Aysén. Cada rincón ofrece sus propias recetas y platos. Descubre tus recetas favoritas aquí.

Videos

Si una foto vale más que mil palabras, un video vale más de un millón, ¿no es cierto? Aquí encontrarás los mejores para este sector.

Rutas

Para recorrer esta ruta, vas a necesitar un buen mapa. Encuentra los detalles y pasos aquí en versión georreferenciada y descargable a Smartphone, Tablet y GPS.

Servicios

Tripadvisor

Con nuestro “plug-in” de Trip Advisor, es facilísimo a ubicar los mejores servicios de alojamiento, alimentación y guías, y compartir las opiniones y experiencias de otros viajeros. Aquí se presentan los servicios en las cercanías de este sector.

Alojamiento
Restaurant

Articulos Relacionados

Recorre los inexplorados valles de La Junta

La fotogénica ruta que atraviesa los desconocidos valles Mirta, Cuarto y Quinto, es el eje principal de una cuenca privilegiada para el trekking, la pesca y cabalgatas. Sé uno de los primeros en conocer este territorio virgen, también sede de una de las fiestas costumbristas más auténticas de la zona y hogar de ingeniosas agricultoras.

Leer +
Encuentra un tesoro escondido, Raúl Marín Balmaceda

.Puerto Raúl Marín Balmaceda es un pequeño poblado emplazado en la desembocadura del río Palena, que poco a poco empieza a salir del anonimato para mostrar sus encantos, que incluyen bosques, dunas, mar y abundante fauna marina. Haz un recorrido a pie para ver sus bellezas naturales o toma una excursión por sus canales para ver delfines, lobos marinos y aves.

Leer +