Melinka celebra a sus ancestros con comida del mar

Melinka celebra a sus ancestros con comida del mar
Zona Fiordos - Canales

Típico de la gastronomía melinkana, el curanto es una gran fiesta que puede congregar a decenas de personas en el litoral aysenino. Recibe el nombre de “curanto en hoyo”, pues está hecho en un pozo cavado en la tierra. También se puede preparar en una olla, donde recibe el nombre de pulmay.

  • Ficha Técnica

    Tipo de actividad: Gastronomía. Preparación de unos platos típicos de la zona de los Fiordos y Canales.

    Lugar de inicio: El mercado o supermercado para comprar los ingredientes.

    Lugar de término: La mesa o el lugar donde lleves tu cocaví.

    Duración de la actividad: Depende de la habilidad del cocinero y la receta que elige.

    Estacionalidad: Todo el año.

    Consideraciones especiales: Ideal para seguir disfrutando los sabores de Aysén en su casa.

    Reservas: No requiere.

En medio del agitado golfo Corcovado, frente a la localidad de Raúl Marín Balmaceda y al sur de Chiloé, se ubica el archipiélago de Las Guaitecas, donde el mapa chileno comienza a desmembrarse en innumerables islas de todos los tamaños. Nuestro viaje comienza en la isla Ascensión, exactamente en Melinka, la principal localidad del archipiélago con unos 1.500 habitantes.

Después de unas cuatro horas navegando desde Raúl Marín Balmaceda, suenan las bocinas del ferry anunciando la llegada. Es indispensable salir a cubierta para tener una vista panorámica desde el mar y hacerse una idea de cómo es este poblado que se encarama en los cerros con sus casitas de colores. Aquí la gente vive principalmente de la pesca y la recolección de mariscos, actividades que se practican hace más de 6 mil años, ya que estos canales y fiordos eran recorridos por antiguos pueblos canoeros.

Hoy extintos, los chonos fueron un pueblo nómada que se desplazaba entre Chiloé y la península de Taitao, dedicado fundamentalmente a la pesca, a la caza de lobos marinos y a la recolección de mariscos. No existe mucha información sobre estos grupos, pero se estima que Chiloé fue poblada por chonos antes de la expansión mapuche y que luego convivieron y compartieron con los huilliches (gente del sur en lengua mapuche), de tradición agricultora, adoptando muchas de sus costumbres. Los chonos habrían desaparecido a fines del siglo XVIII o principios del XIX, pero, su presencia milenaria sigue en esta zona y aún se pueden ver innumerables conchales que son huellas de sus costumbres alimentarias, practicados en sus campamentos nómades.

Hoy en día, los habitantes costeros intentan rescatar y honrar a sus pueblos originarios, a través de estudios arqueológicos e históricos y recreaciones de sus tradiciones y costumbres. Un ejemplo es la Fiesta Costumbrista del Archipiélago de Las Guaitecas, que se realiza todos los años la segunda semana de febrero, donde podemos ver réplicas de rucas para conocer cómo vivían los primeros habitantes, y técnicas ancestrales para la mantención de alimentos del mar, como la faena de la cholga seca, el ahumado de pescado o los panes de luche.

Durante décadas la faena de la cholga seca fue la principal fuente de trabajo para los habitantes del archipiélago de Las Guaitecas. ¿Cómo se hace? Primero se recolectan los mariscos, para luego cocinarlos en un tambor con agua de mar, desconcharlos y secarlos junto a un fogón. Después viene la etapa de formar tiras para colgarlos y ahumarlos, para finalizar con el trenzado. Actualmente, las actividades asociadas a los recursos bentónicos del litoral, se encuentran limitadas por la presencia de marea roja en muchas zonas históricamente usadas por los pobladores para la extracción de alimentos. A pesar de esto, el oficio se mantiene vivo en las comunidades.

Otra práctica ancestral es la elaboración del luche. Primero se recolecta el alga de las playas en los meses de agosto, septiembre y octubre, cuando el luche tiene el mayor tamaño. Luego se dejan secando al aire libre por uno o dos días, se deshilachan y cocinan para formar cubos, conocidos como panes de luche. Esta alga es utilizada en varias recetas, como empanadas, salsas, guisos, sopas, ensaladas, entre otros.

Las pequeñas localidades de Repollal Alto y Bajo, también tienen sus propias celebraciones, que suelen estar centradas en el curanto. Típico de la gastronomía chilota, esta preparación significa pedregal en lengua huilliche y recibe el nombre de “curanto en hoyo”, pues está hecho en un pozo cavado en la tierra. También se puede preparar en una olla, donde recibe el nombre de pulmay. Más allá de la explosión de sabores del curanto, lo que más llama la atención es el ambiente que se genera. Desde temprano comienza a llegar la gente, que se confunde entre comensales y cocineros, porque aquí todos ayudan: unos cavan la tierra, otros buscan piedras, otros traen hojas de nalcas, otros sacos de papas, por ahí se aparece alguien con una malla de mariscos y más allá alguien con presas de pollo y longanizas.

Una de las novedades en las fiestas de este año la trae Marlen Chiguay con su receta de Chochoca melinkana, un enorme pan hecho al palo, originario de Chiloé, donde nacieron sus padres. Consiste en envolver un uslero gigante con tiras de masa que llevan como ingredientes principales papa y harina, luego asarlo a las brasas y rellenarlo con chicharrones de cerdo. Nos asegura que fue tan exitosa la receta, que ya comenzó a venderlo en su recién inaugurado Restaurante Bahía Arenal (Contacto: 9 84314783), donde ofrece comidas que aprendió a cocinar desde pequeña con su madre. “Ofrecemos comida chilota-melinkana, con platos como curanto en olla, cazuela de cordero con luche, pichanga de mariscos, empanadas, milcaos y muchas otras cosas ricas y contundentes”, nos cuenta. 

Así, entre novedades y tradiciones, las celebraciones en las Guaitecas continúan por varios días. Grandes y chicos, amigos y no tan amigos, conocidos y por conocer, todos llegan a disfrutar, colaborar en las preparaciones y, por supuesto, ayudar a que no queden más que huellas de la abundante comida del mar.

Leer +

Fotografías

Fotografías que complementan este relato

Recetas

Los sabores y saberes gastronómicos pueden ser un aspecto inolvidable de tus recorridos en Aysén. Cada rincón ofrece sus propias recetas y platos. Descubre tus recetas favoritas aquí.

Videos

Si una foto vale más que mil palabras, un video vale más de un millón, ¿no es cierto? Aquí encontrarás los mejores para este sector.

Articulos Relacionados

Acércate a la apasionante vida de la gente del mar en Islas Huichas

En medio de la enmarañada geografía de canales e islas del pacífico austral, un grupo de pioneros provenientes de Chiloé se instaló con esfuerzo en Islas Huichas. Conoce de cerca la apasionante vida de esta gente del mar entre fiordos, selva exuberante y aguas impredecibles.

Leer +