Una tabla gourmet del mar en Puerto Aysén

Una tabla gourmet del mar en Puerto Aysén
Zona Aysén - Simpson

Puerto Aysén alguna vez fue la ciudad y puerto más importante de la región, pero su bonanza decayó cuando el río quedó inhabilitado para las grandes embarcaciones. Hoy la pesca sigue siendo importante y también va en alza el turismo y una gastronomía basada en los productos del mar. Un innovador ejemplo es la carta que ofrece Patagonia Green.

  • Ficha Técnica

    Tipo de actividad: Gastronomía. Preparación de unos de los platos típicos de la Hotel y Restaurante Patagonia Green, de Puerto Aysén.

    Lugar de inicio: El mercado o supermercado para comprar los ingredientes.

    Lugar de término: La mesa o el lugar donde lleves tu cocaví.

    Duración de la actividad: Depende de la habilidad del cocinero, pero en un par de horas deberías estar listo para disfrutar. 

    Estacionalidad: Todo el año.

    Consideraciones especiales: ¡Lleva un gran apetito!

    Reservas: No requiere.

Un nutrido y moderno comercio, semáforos y un considerable flujo de autos, nos reciben a nuestra llegada a Puerto Aysén. Son los primeros indicadores de que no estamos frente a un pequeño pueblito, sino que ante el segundo poblado más grande de la Región de Aysén, con unos 17 mil habitantes.

Por años había sido considerado como un mero lugar de paso para llegar al vecino Puerto Chacabuco y embarcarse hacia la conocida Laguna San Rafael. Pero de a poco esta franja costera, ubicada a escasos 65 km de Coyhaique, comenzó a  ganarse  un lugar propio. ¡Y razones tiene de sobra! porque es un lugar bendito en cuanto a maravillas naturales, con fiordos, lagos, ríos, bosques y montañas, donde las actividades outdoors están tomando fuerza. Puerto Aysén tiene mucho más que decir y entregar que su famosa postal del Puente Ibáñez, ese fantástico puente colgante de 210 metros de longitud y una compleja estructura con cientos de enormes cables metálicos para sostener la losa.

Puerto Aysén tiene historia y se nota. Es una de las ciudades más viejas de la región, fundada en 1913, pero comenzó a ser poblada años antes con la llegada de Ciriaco Álvarez, conocido como “el rey de ciprés”. Oriundo de Chiloé, en 1880 fundó un centro de operaciones para sus actividades madereras, con casas y galpones, e impulsó a los chilotes a venir a trabajar. Desde sus inicios, Puerto Aysén fue un punto de intercambio entre el litoral y el interior de Aysén.

Alguna vez fue la ciudad más importante de la región e incluso en 1927 fue designada como capital del territorio. Como puerto oficial y punto de entrada de la Patagonia chilena, la ciudad gozó de gran fama y una rica actividad comercial, centrada en la producción maderera, ganadería y comercio de lanas. Las naves remontaban el río Aysén, donde se encontraba el puerto, permitiendo el comercio con Puerto Montt y Punta Arenas.

Pero la bonanza económica de Puerto Aysén no duró para siempre. En la década de los 60, la acumulación de sedimentos del río lo dejaron inhabilitado para grandes embarcaciones y el movimiento de barcos tuvo que ser cambiado a 14 km de ahí: a Puerto Chacabuco. La designación de Coyhaique como capital regional en 1976 acentuó la decadencia económica del ex puerto, que comenzó a recuperarse recién a finales de la década de los 80 con la llegada de industrias salmoneras y, más recientemente, de la mano del turismo y la gastronomía.

La gastronomía tradicional de Puerto Aysén se basa fundamentalmente en la cultura de Chiloé. Según antiguos pobladores, lo que se comía mucho era el pez sierra hecho al cancato (asado al palo), cazuelas de gallina, estofado con cochayuyo, el curanto de mariscos, los chapaleles y el puré de papas. En la actualidad los pescados siguen teniendo un rol fundamental, como la merluza, congrio y salmón, con algunas buenas innovaciones de productos locales.

Un buen ejemplo es Patagonia Green (www.patagoniagreen.cl), que ofrece alojamiento en su hotel y cabañas, además de un excelente restaurante a la carta. Isabel McKay, su propietaria, nos cuenta: “Quisimos innovar con productos locales y tuvimos el desafío de crear platos gourmet que fueran atractivos, visualmente y en sabor. Ha sido un éxito, porque creo que justamente el visitante quiere probar productos locales que tienen sabores únicos. Esta región se ha colonizado por personas de distintas culturas, chilotes, belgas, árabes. Hay una riqueza gastronómica, debemos rescatar recetas antiguas que son patrimoniales, pero también debemos innovar porque somos una región joven”.

Los productos estrellas de sus preparaciones son los del mar, como el salmón que ellos mismos ahúman con leña de coigüe, la merluza austral y puyes, aunque también incluyen vacuno, cerdo y cordero, pero siempre acompañado de sabores exóticos como la nalca, el calafate y las grosellas. Nosotros tenemos la oportunidad de probar una exquisita tabla del mar, con un Ceviche de merluza, Tortilla de puyes y patas de jaiba, por supuesto acompañado de un buen brindis con calafate sour, porque la tradición dice que el que come calafate regresa a la Patagonia y, sin duda, uno quiere regresar.

Fotografías

Fotografías que complementan este relato

Recetas

Los sabores y saberes gastronómicos pueden ser un aspecto inolvidable de tus recorridos en Aysén. Cada rincón ofrece sus propias recetas y platos. Descubre tus recetas favoritas aquí.

Servicios

Tripadvisor

Con nuestro “plug-in” de Trip Advisor, es facilísimo a ubicar los mejores servicios de alojamiento, alimentación y guías, y compartir las opiniones y experiencias de otros viajeros. Aquí se presentan los servicios en las cercanías de este sector.

Alojamiento
Restaurant
Actividades

Articulos Relacionados

Un fin de semana de naturaleza, relajación y gastronomía del mar

A sólo 65 km de Coyhaique se encuentra Puerto Aysén, con una exuberante vegetación, montañas, lagos, ríos y mar. Realizamos parte de la Ruta Río los Palos, un circuito turístico que reúne a varias empresas para ofrecer navegaciones, cabalgatas, caminatas, ciclismo y, por supuesto, disfrutar de la buena gastronomía del mar.

Leer +