Conduce por los caminos de la Patagonia en vehículo motorizado

Conduce por los caminos de la Patagonia en vehículo motorizado
Información de Aysén

Existen tres medios de transporte para recorrer el Circuito Binacional "Entre gauchos no hay fronteras": en vehículo motorizado independiente, en bicicleta y en transporte público. Este artículo presenta consideraciones para tomar en cuenta si decides manejar por las rutas de la Patagonia.

Conducir en caminos de tierra requiere tomar ciertas precauciones generales: manejar  más lento y con mucho cuidado. En general, los caminos en Patagonia suelen ser de tierra (ripio): no poseen una superficie fija sino que cambia constantemente. Las piedras pequeñas pueden formar una capa sobre la cual los vehículos se deslizan al pasar a alta velocidad. La lluvia puede formar grandes charcos que hacen imposible identificar a simple vista su profundidad. Las calaminas crean vibraciones que pueden causar la pérdida de control del vehículo.  (Calaminas, en este contexto, se refiere a un conjunto de cunetas horizontales intermitentes, normalmente ubicadas en las curvas del camino de tierra en las subidas o bajadas. Son producidas por el uso del camino en combinación con condiciones climáticas y físicas.)
Los servicios son limitados. El abastecimiento de combustible es fundamental y se debe considerar antes de partir. Como regla general, hay que  cargar combustible cada vez que se tenga oportunidad. Las provisiones de comida también. Te recomendamos viajar con alimentos  para el día, y busca abastecerse cada vez que puedas, en cualquier pueblo. 
Los tiempos de viaje son mayores a lo esperado. En ripio la velocidad promedio debiera estar  entre 45-70 km/h. Planifica tu ruta usando este parámetro. Prepárate para demoras en los caminos por segmentos en mantenimiento, desvíos y otros. La señalética también es escasa. 
Según el momento del año en que viajes, es posible que te toque manejar en hielo o en nieve. Te recomendamos definitivamente hacerlo en un 4x4, equipado con cadenas. 
Sé prudente también con los animales. Es muy frecuente encontrarse con vacas, ovejas, caballos e incluso Huemules (Hippocamelus bisulcus), Guanacos (Lama guanicoe), Ñandús (Pterocnemia pennata) o tal vez, Pudús (Pudu puda).Ten cuidado con estas sorpresas en el camino y maneja siempre a la defensiva. Si te encuentras con una manada de vacas o caballos, maneja muy despacio y sé paciente. Si un gaucho los acompaña, detente y déjalo manejar la situación. Si aparece un animal silvestre, detente a observar. Es parte de la riqueza patrimonial de la Patagonia, y depende de todos nosotros cuidarlo y protegerlo. Es más probable encontrar fauna silvestre en los siguientes sectores del Circuito Patagonia por Descubrir:

  • Dentro los Parques y Reservas Nacionales y Privados (PN Queulat, RN Cerro Castillo, Parque Patagonia)
  • Entrada norte a Cochrane
  • Sector Río Bravo (fiordo Mitchell)
  • Portezuelo Yungay, sector Laguna Caiquenes
  • Sector El Vagabundo (camino Tortel)
  • Sector Portezuelo Cofre
  • Caminos secundarios y transversales

Antes de viajar: Revisa que el vehículo esté equipado con gata, llaves, rueda de repuesto, extintor, chaleco reflectante y combustible suficiente. Deja una reserva de ¼ de estanque en caso de emergencia.  Planifica tu viaje considerando la distancia y los lugares de interés donde deseas parar.  Antes de salir pregunta a la policía/carabineros por las condiciones de la ruta. Asegúrate de que  tu equipaje esté bien cubierto, amarrado y seguro (en especial bicicletas, kayak, y materiales que pueden representar un peligro).  En ripio, evita los saltos, desinflando un poco los neumáticos (25 lbs).  
Durante el viaje: Viaja con las luces de tu vehículo siempre encendidas.  Mantén una distancia adecuada con los vehículos que van adelante para evitar las piedras sueltas que pueden saltar y romper parabrisas o espejos.  Ten cuidado con los costados de los caminos, ya que muchos de ellos poseen quebradas. Puedes conducir por el centro del camino en línea recta, donde es más plano, siempre y cuando haya buena visibilidad y no haya otros vehículos cerca. Maneja siempre a la defensiva. Para adelantar un vehículo, hazlo sólo en rectas donde tengas espacio suficiente para pasar y espera a tener una buena visibilidad. Señaliza para avisar tu maniobra.  Si otro vehículo intenta adelantarte, cede el paso, disminuye tu velocidad y dale todo el espacio que puedas. 
En caso de problemas mecánicos o accidentes menores: Cuando existe un desperfecto mecánico en caminos de tierra, generalmente, el primer vehículo que pasa se detiene a ofrecer ayuda. Es importante saber  a qué distancia te encuentras en relación a la ayuda ¿es más eficiente seguir avanzando o retroceder? Asegúrate de que la posición del vehículo no representa un peligro para otros viajeros. Utiliza el triángulo de emergencia. Si debes cambiar una rueda, asegura el vehículo con piedras o tablas y revisa que no se mueva. Asegúrate de que la gata esté firme. No olvides ponerte el chaleco reflectante si te bajas del auto. Si quedas sin combustible puedes tratar de comprar a otros viajeros, en los campos cercanos al camino o a los equipos de trabajo que siempre están en los caminos. Si requieres grúa o asistencia, recuerda que es un servicio limitado y demora en llegar. Deberás evaluar las opciones y decidir si es mejor quedarte con el vehículo o dejarlo y caminar en busca de ayuda. Esto dependerá de la gravedad de la situación, de las condiciones climáticas, el ánimo del grupo y la distancia/tiempo para que llegue la asistencia.  Para las cías de seguro, si es un accidente menor, sin lesiones graves, solo basta con una declaración ante notario.
En caso de accidentes graves:. Asegúrate de tener un plan y protocolo para el manejo de accidentes graves diseñado antes de comenzar el viaje, e implementarlo. Si no existe otra opción, puedes obtener ayuda profesional vía radio UHF. Muchas casas y campos están equipadas y te pueden ayudar. Es importante conocer la ubicación precisa de tu vehículo. Busca información en la ruta, como señalética, número de kilómetro, nombre de puente, etc. y si tienes un GPS, registra las coordenadas. Anota la máxima cantidad de información para que los servicios de asistencia te encuentren con facilidad.

Leer +

Fotografías

Fotografías que complementan este relato

Videos

Si una foto vale más que mil palabras, un video vale más de un millón, ¿no es cierto? Aquí encontrarás los mejores para este sector.