Por los caminos de la Patagonia en bicicleta

Por los caminos de la Patagonia en bicicleta
Información de Aysén

Existen tres medios de transporte para recorrer el Circuito binacional "Entre gauchos no hay fronteras": en vehículo motorizado independiente, en bicicleta y en transporte público. Este artículo presenta consideraciones para tomar en cuenta si decides pedalear por las rutas de la Patagonia.

El cicloturismo es uno de los medios de transporte preferidos para recorrer la Patagonia. Existen proveedores de servicios tanto en Argentina como en Chile que te pueden entregar información, equipos, y reparaciones. También puedes contratar un apoyo logístico que pondrá un vehículo de apoyo que podrás utilizar para descansar algunos tramos. 
El manejo de una bicicleta en ripio requiere de cierta destreza. Los caminos en Patagonia suelen ser de tierra (ripio): no poseen una superficie fija sino que cambia constantemente. Las piedras pequeñas pueden formar una capa sobre la cual los vehículos se deslizan al pasar a alta velocidad. La lluvia puede formar grandes charcos que hacen imposible identificar a simple vista su profundidad. Las calaminas pueden producir vibraciones que pueden causar la pérdida de control del vehículo.  (Calaminas, en este contexto, se refiere a un conjunto de cunetas horizontales de manera intermitente, normalmente ubicadas en las curvas del camino de la tierra en las subidas o bajadas. Son producidas por el uso del camino en combinación con condiciones climáticas y físicas.) Los servicios son limitados. En la mayoría de las localidades, encontrarás abastecimiento básico. Las provisiones de comida también son limitadas. Lleva siempre comida suficiente para 1 o 2 días. Los tiempos de viaje son mayores a lo esperado, y pueden variar mucho según el clima, las condiciones de la ruta, el estado físico, problemas mecánicos, etc. El viento es una variable importante de considerar. Tu itinerario debe ser flexible y ajustarse. 
En bicicleta, debes andar siempre a la defensiva. En la Patagonia no existen vías especiales para ciclistas y los costados del camino son angostos o inexistentes. Además, los caminos son de tierra y es mucho más difícil ver a una persona en bicicleta debido al polvo. Por lo tanto, la primera recomendación general es aumentar tu visibilidad, con ropa reflectante, banderitas, linternas frontales, luces, etc. Mantén tu derecha y está preparado para salir del camino para evitar un choque. En las cuestas y los sectores de curvas es especialmente importante que transites por lugares visibles desde ambas direcciones del camino. Cuidado con los animales domésticos en el camino, que pueden cruzarse repentinamente. Es muy frecuente encontrarse con fauna silvestre como Huemules (Hippocamelus bisulcus), Guanacos (Lama guanicoe), Ñandús (Pterocnemia pennata) o tal vez, Pudús (Pudu puda).
Si la bicicleta con la que viajas es tuya, recomendamos que la desarmes y rearmes antes del viaje. Es la mejor forma de familiarizarte con las partes y su reparación, y prepararte para eventuales problemas en la ruta. Existen pocos talleres de reparación o donde comprar: adquiere  estos productos antes de tu viaje.
Antes de viajar:   Revisa tu bicicleta, especialmente la cadena, los rodamientos, frenos y neumáticos. Asegúrate de que el equipaje esté bien tapado y firme en alforjas o en el carrito.  Usa vestimenta con colores llamativos de alta visibilidad. Coloca una banderita, linterna frontal y reflectores a tu bicicleta.  Utiliza ropa adecuada para las condiciones y el ejercicio que vas a realizar.  Hidrátate y aliméntate bien antes de partir.  Lleva alimentos de alto contenido energético y suficiente agua u otros líquidos y tenlos a mano. Planifica tu día de viaje con metas de distancia y lugares para visitar. Usa bloqueador solar. 
Durante el viaje: Bebe y come frecuentemente. Aplica constantemente protector solar. Usa casco.  Mantén tu derecha. Debes estar preparado para salir del camino para evitar choques. En las cuestas y los sectores de curvas es especialmente importante que mantengas una posición visible desde ambas direcciones del camino.  En descenso y, especialmente, donde hay calaminas es importante mantener una velocidad baja para no perder el control de la bicicleta. A veces es preferible caminar. Ten cuidado con los animales en el camino.  Revisa regularmente tu equipaje. 
En caso de problemas mecánicos o accidentes menores:   Asegúrate de que tu posición no representa un peligro para ti o para otros. Si estás reparando tu bicicleta, busca sombra o refugio del viento. Ponte cómodo y velo como una buena excusa para descansar. En caso de accidente menor con otros vehículos, sin lesiones graves, solo basta con una declaración ante notario.
Si necesitas ayuda, avisa al primer vehículo que pasa.  Si no tienes señal de celular o teléfono satelital, puedes obtener ayuda profesional vía radio UHF. Muchas casas y campos están equipados y te pueden ayudar. Busca información en la ruta, como señalética, número de kilómetro, nombre de puente, etc. y si tienes un GPS, registra las coordenadas. Anota la máxima cantidad de información para que los servicios de asistencia te encuentren con facilidad. 
En caso de accidente grave, activa tu propio protocolo de emergencia. Asegúrate de tenerlo listo antes de iniciar el viaje. 

Fotografías

Fotografías que complementan este relato

Videos

Si una foto vale más que mil palabras, un video vale más de un millón, ¿no es cierto? Aquí encontrarás los mejores para este sector.