Sé parte activa del mundo de la conservación en los fiordos y canales de Aysén

Sé parte activa del mundo de la conservación en los fiordos y canales de Aysén
Zona Palena - Queulat

Los fiordos de Aysén esconden zonas que son de relevancia internacional para la ciencia, por la casi nula intervención humana y porque albergan ecosistemas únicos en biodiversidad en el mundo. Hoy organizaciones conservacionistas se dedican a estudiar estas áreas casi vírgenes y facilitar el trabajo voluntario en torno a la actividad científica.

  • Ficha Técnica

    ipo de actividad: Turismo de intereses especiales (TIE).

    Lugar de inicio: Puerto Raúl Marín Balmaceda.

    Lugar de término: Parque Nacional Laguna San Rafael (Comuna de Tortel)

    Duración de la actividad: 3 horas hasta varios días, según medio de transporte que elijas.

    Estacionalidad: Todo el año, con más abundancia de especies entre octubre y         abril. Actividad de voluntariado en verano.

    Consideraciones especiales: Agenda previamente las idas a las reservas Melimoyu y Añihue, especialmente en verano, cuando los cupos de reserva y barco pueden estar completos.

La costa patagónica es un paraíso rico en misterios. Por su aislamiento e intrincada geografía, muchas de sus historias se han contado casi con tono de leyenda, marcadas por la falta de dios y ley de un entorno solitario. Aventureros seducidos por encontrar  la Ciudad de los Césares, el fulminante exterminio de una de las castas indígenas más antiguas del planeta y las incontables historias de hombres abandonados a su suerte en sus islas gélidas y remotas son parte de los relatos del pasado de estas latitudes.

 

La lejanía geográfica del mundo, no solo sirvió para dibujar historias tremendas y mitos para atraer la aventura. También ha resguardado, gracias a la compleja geografía de sus fiordos, un patrimonio natural único que hoy es fuente de estudios científicos vitales para el planeta. Aysén tiene uno de los ocho sistemas de fiordos del mundo, y se ubican en la zona que va desde Raúl Marín Balmaceda hasta el Parque Nacional Laguna San Rafael.

 

Estos fiordos son cordilleras hundidas en el mar, que se formaron bajo las pesadas huellas de hielos que estuvieron allí, antes de la última glaciación. Aquí el agua del Pacífico es tan pura que encontrarás ecosistemas en donde ocurren procesos de intercambio entre el océano y la atmósfera, determinantes para la abundancia de vida y diversidad biológica, tanto para el mar austral, como para el resto de las costas de Chile. En estos fondos marinos se han identificado unas 150 variedades de especies, entre invertebrados, peces, cetáceos, cefalópodos y microalgas, algunas de alta importancia biológica, sujetas a protección y conservación marina. Ciertas  comunidades locales, en conjunto con organizaciones científicas y medioambientales, luchan y promueven que estas áreas sean protegidas, para así conservar y preservar su riqueza.

 

Áreas costeras protegidas al norte de la región

La protección de áreas costeras es un tema que tiene poca historia en Chile. Recién en 1997 se establece la primera reserva marina legalmente constituida en el país, La Rinconada, en la II Región. Respecto a Aysén, poco había pasado con la protección de sus costas patagónicas, hasta que dos eventos recientes dieron un vuelco histórico, posicionando a esta región frente a los ojos de la ciencia mundial, tal como los cielos del norte de Chile lo hicieron con la astronomía.

En 2014  y después de más de una década de trabajo entre las comunidades, Fundación Melimoyu y el proyecto gubernamental Estrategia Nacional de la Biodiversidad (ENB), se aprueba por decreto una iniciativa significativa a favor de la conservación de ecosistemas marinos. Ese año, una zona de conservación de 87.500 ha. se establece entre la costa de la provincia de Palena y la comuna de Puerto Cisnes, en el Golfo de Corcovado. El Gobierno de Chile informa que ‘la zona incluye el Parque Marino Tic-Toc y el Área Marina Costera Protegida (AMCP - MU) de Piti Palena. Sus alrededor de 97 mil ha de extensión significan un aumento en casi un 50% del territorio marítimo protegido en Chile continental, y se suma a otras iniciativas, como el Área Marina Costera Protegida en el Archipiélago de Juan Fernández. Este parque está emplazado en las bahías de Tic Toc y Pitipalena y se conforma de dos áreas principales:

  • Área norte: desde Punta Yeli a Punta Guala, en el límite sur de la Región de Los Lagos. Este sector se denominará Parque Marino Tic Toc, un territorio prácticamente deshabitado, que se protegerá íntegramente de labores productivas o extractivas, y donde sólo se admitirán actividades científicas o recreativas, siempre bajo la supervisión y cuidado de la Armada de Chile.
  • Área sur: de Punta Guala al límite norte de la Bahía de Melimoyu. Aquí se emplazará el Área Marina Costera Protegida (AMCP - MU) de Pitipalena, donde se admitirá sólo ciertas labores productivas, acordadas con la comunidad de Puerto Raúl Marín Balmaceda, como la extracción sustentable de ciertos recursos (choros, locos o erizos) o el cultivo de otros.” (Gobierno de Chile, 2013).

Aquí participan activamente de la conservación local la Reserva Añihué y el Centro de la Fundación Meri. La Reserva Añihué cuenta con 10.000 hectáreas de un gran valor para la ciencia del mundo entero, ya que en el mismo lugar  se pueden estudiar diversos ambientes marinos y bosques poco intervenidos. La reserva busca convertirse en una estación de investigación apta para apoyar cualquier iniciativa de relevancia científica en el área.

Algunos de los estudios que realizan son monitoreo y foto identificación de delfines australes y chilenos, sucesión ecológica submarina, biodiversidad bentónica, oceanografía, meteorología, y monitoreo de fauna terrestre, a través de cámaras trampa (cámaras que se accionan con el movimiento).

Si quieres hacer turismo científico y vivenciar las actividades que ofrece esta Reserva, inscribete en su Programa de Voluntarios. En el, año a año y durante un mes, reciben principalmente a jóvenes provenientes de todo el mundo para trabajar en actividades diarias como la jardinería orgánica, la cocina y la ayuda en la recopilación de datos científicos.

Se puede acceder a ella por vía aérea o por tierra, aunque la ruta más frecuente es embarcando desde Raúl Marín Balmaceda. Encontrarás mas información en  www.anihuereserve.com

Por otra parte, el centro MERI (Melimoyu Ecosystem Research Institute - www.fundacionmeri.cl) es una organización privada, sin fines de lucro, que nace en 2012 con el fin de investigar, interpretar, educar y velar por la conservación de los ecosistemas y la diversidad ecológica terrestre y marina de la Reserva Natural Melimoyu y sus alrededores. La reserva está ubicada al norte de la Región de Aysén. Puedes llegar a ella por mar, utilizando las barcazas de transporte público que operan desde el puerto de Raúl Marín Balmaceda o desde el noroeste, por el puerto de Quellón en Chiloé. La Reserva y su equipo de trabajo forman parte de la comunidad de Melimoyu, un poblado de colonos de tan solo 57 habitantes.

En los últimos años han realizado estudios como el marcado de ballenas azules, para seguir el estado de salud y comportamiento de esta especie en el Golfo Corcovado. Además de estos gigantes, el centro Meri estudia también a un animalito tan pequeño que, con sus 28 mm, cabe en la palma de tu mano: la Ranita de Darwin (Rhinoderma darwinii). En el centro investigan cuáles son variables determinantes en la dinámica poblacional de la especie, buscando asegurar un adecuado manejo de las poblaciones presentes.

Más Áreas Costeras Protegidas para  la Patagonia.

Otra de las organizaciones internacionales que ha tenido un activo protagonismo en la conservación del área es Oceana (chile.oceana.org). Fundada en 2001 para proteger y restaurar los ecosistemas marinos a nivel planetario, en Tortel han concentrado sus esfuerzos para la identificación de 151 especies marinas. En 2015, junto al municipio de la localidad, lograron que la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura descartara la instalación de salmoneras en la zona. Seis años antes Oceana y el municipio habían presentado la propuesta para convertir a la comuna en un Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos.

Al suroeste de Tortel encontrarás las islas e islotes que pertenecen al Parque Nacional Bernardo O'Higgins, el más grande de Chile. En el límite norte, la comuna colinda con parte del Parque Nacional Laguna San Rafael, célebre por el glaciar que lleva su mismo nombre, y menos reconocido por sus playas arenosas y bosques nativos que se prolongan hasta la orilla del mar. Si viajas a esta localidad sentirás lo sobrecogedor de la naturaleza en su estado natural. Al igual que el Área protegida del Parque Marino Tic-Toc y el Área Marina Costera Protegida (AMCP) de Piti Palena,  aquí hay un conjunto de hábitats marinos y terrestres en estado puro, que en su conjunto forman numerosos ecosistemas. En estos canales y fiordos convergen especies típicas del norte y del sur de la Patagonia, siendo un lugar excepcional para el estudio, entre otras cosas, del impacto sobre la fauna marina bentónica por el retroceso de los glaciares, lo que en el hemisferio sur es posible de observar únicamente alrededor de la Península Antártica.

Notas

  • Nota 1

    La Ranita de Darwin es una especie única en estado vulnerable. La Ranita de Darwin es candidata clave para la conservación, por ser una especie evolutivamente distintiva, por poseer un gran nivel de amenaza, y por una biología única y sorprendente. Sobre estas cualidades, en el  artículo Nativas de Chile y Argentina, las Ranitas de Darwin (Rhinoderma darwinii y R. rufum) exhiben una interesante estrategia reproductiva que consiste en una muy particular forma de cuidado parental. Ambas especies ponen y fertilizan sus huevos en el suelo húmedo. Los machos permanecen cerca de ellos mientras las larvas se desarrollan, para justo antes de la eclosión introducir los huevos en su boca. Éstos se deslizan a través de hendiduras vocales y llegan al saco vocal (Cei, 1962; Busse, 1970, 1991; Goicoechea et al., 1986; Jorquera et al., 1981; Jorquera, 1986; Crump, 2002, 2003). Las larvas en desarrollo son mantenidas dentro de la cavidad sub vocal de los machos durante todo su desarrollo, para luego ser escupidas como ranas juveniles completamente desarrolladas. Esta llamativa modalidad reproductiva no ha sido encontrada en ningún otro tipo de anfibio (Duellman and Trueb, 1986).
    En cuanto a la declinación de la Ranita de Darwin, dos problemas claves han sido identificados como causales. Primero, la pérdida de hábitat, por la destrucción del bosque nativo y su reemplazo por plantaciones de especies de pino no-nativas, que no sólo ha reducido el área de su distribución, sino que también, ha reducido el número de ejemplares en vida silvestre (Crump, 2003; IUCN Red List, 2007; Stuart et al., 2008). Y segundo, la presencia de enfermedades infecciosas emergentes, como la chytridiomycosis, causada por el hongo Batrachochytrium dendrobatidis o Bd (Longcore et al., 1999), principal sospechosa de contribuir a la declinación de estas ranas. Su estado de conservación es "Vulnerable", según UICN (International Union for Conservation of Nature), es decir, se cree que pasarán en el futuro cercano a la categoría "En Peligro de Extinción" si los factores causales de amenaza continúan operando (Fundación Huilo – Huilo).

  • Nota 2

    Arqueologia en el río Cisnes

    El valle en el que se encuentra el Río Cisnes presenta características geográficas y ambientales particulares que lejos de “repetir” lo que se conoce en los valles de más al sur, complementa y contribuye a un mayor entendimiento de la compleja prehistoria de Patagonia Central. Se trata del principal valle que conecta la estepa oriental y la costa del Pacífico, cualidad geográfica que lo constituye como un buen candidato para el estudio de vías de movilidad y comunicación del pasado. En esta zona se han planteado investigaciones arqueológicas que buscan entender los ajustes culturales de los cazadores recolectores de las estepas a ambientes del bosque siempreverde del litoral, así como su posible vinculación con grupos habitantes del medio marítimo (canales interiores). Las prospecciones en el Alto Cisnes permitieron el descubrimiento y registro de ubicaciones prehistóricas e históricas. Estas se encuentran representadas por una serie de hallazgos aislados, talleres, campamentos residenciales, aleros y cuevas con ocupaciones, estructuras funerarias tipo “chenque” (tumbas indígenas consistentes en acumulaciones de piedras) y antiguas estaciones de rutas comerciales (Reyes et al., 2006). Pero también se han registrado sitios ubicados más al occidente, en los sectores de Cisne Medio, donde se verifica la transición estepa-bosque y directamente dentro del bosque siempreverde (sitio Alero El Toro, excavado por Bate y Mena, 1998), lo que ha reflotado la hipótesis del contacto entre cazadores terrestres y marítimos. 

  • Nota 3

    Los ecosistemas marinos del sur de Chile, en este caso el golfo Corcovado destacan por su sobresaliente biodiversidad gracias a una relativa abundancia en nutrientes para muchas especies de peces, aves, mamíferos marinos y flora marina. Destacando como temas emblemáticos la presencia de corales de agua fría y Ballenas azules (Balaenoptera musculus). Dada su importancia esta zona ha visto numerosos esfuerzos científicos y comunitarios para asegurar su conservación, haciendo particular hincapié, en la integración de estrategias que cuenten con la participación de actores locales gracias a un respaldo de información ecosistémica y socioeconómica de la zona. Iniciativas como los proyectos de identificación acústica de cetáceos que han permitido definir el denominado “canto chileno” entre las especies estudiadas (Buchan et al, 2014); la ubicación acústica de fauna emblemática del CIEP o de monitoreo acústico de ballenas azules del golfo Corcovado, que lidera Fundación MERI, buscan proporcionar información relevante para la conservación de esta emblemática especie, además de generar importantes impactos en el turismo y la ciencia.

     

  • Nota 4

    Por la latitud en la que se encuentra Aysén, siempre habrán fuertes vientos viniendo del oeste. Estos vientos forman parte de un sistema mayor conocido en navegación como the Roaring Forties, o los Cuarenta Rugientes. Su característica es que son corrientes de aires en dirección este-oeste, producidas entre las latitudes 40º y 50º, y que son muy buenas para la navegación rápida en la zona austral del planeta. Fueron descubiertas en el siglo  XVII.  

    ¿Sabías que el Ciruelillo (Embothrium coccineum) o Notro es un arbusto que tiene la capacidad de adaptarse a ambientes inhóspitos, capturando fósforos y nutrientes desde lugares donde otras plantas no pueden? Para la comunidad científica, este descubrimiento es super importante, ya que el notro podría ser la llave para recuperar los suelos erosionados de Aysén. Otro árbol que también tiene esta propiedad para recuperar suelos erosionados el abedul, especie introducida en la Patagonia, y que verás muy presente en la ciudad de Coyhaique.

Fotografías

Fotografías que complementan este relato

Recetas

Los sabores y saberes gastronómicos pueden ser un aspecto inolvidable de tus recorridos en Aysén. Cada rincón ofrece sus propias recetas y platos. Descubre tus recetas favoritas aquí.

Videos

Si una foto vale más que mil palabras, un video vale más de un millón, ¿no es cierto? Aquí encontrarás los mejores para este sector.

Rutas

Para recorrer esta ruta, vas a necesitar un buen mapa. Encuentra los detalles y pasos aquí en versión georreferenciada y descargable a Smartphone, Tablet y GPS.

Servicios

Tripadvisor

Con nuestro “plug-in” de Trip Advisor, es facilísimo a ubicar los mejores servicios de alojamiento, alimentación y guías, y compartir las opiniones y experiencias de otros viajeros. Aquí se presentan los servicios en las cercanías de este sector.

Alojamiento
Restaurant

Articulos Relacionados

Viaja en el tiempo, a los bosques pantanosos de Puerto Cisnes.

En las localidad de Puerto Cisnes existen dos senderos de bosques que crecen en medio de pantanos. En el pasado, estos mallines eran comunes en toda la zona costera de la Región de Aysén. Descubre su importancia científica y por qué desaparecieron, en el siguiente artículo.

Leer +
En busca de la perla del litoral: Puerto Cisnes

En pocas horas, Puerto Cisnes te llenará de historias de colonos, paisajes costeros e incluso te asombrará con una orquesta de ranas y sapos al atardecer. Este tour autoguiado te permitirá conocer lo esencial de esta localidad.

Leer +
Puerto Cisnes es el cuidador de un jardín de hadas en Queulat

Te vas a sentir como en un cuento fantástico cuando ingreses a uno de los senderos más hermosos de toda la Región de Aysén: el Bosque Encantado. Una caminata de mediana dificultad durante aproximadamente dos horas (ida), te lleva a través de una selva valdiviana de bosque siempreverde, permitiéndote recorrer parajes de inolvidable belleza. La entrada al bosque encantado se encuentra a unos 180 kilómetros al norte de Coyhaique, por la Carretera Austral, en la entrada sur del Parque Nacional Queulat, o sea a tan sólo 45 kilómetros de Puerto Cisnes.

Leer +
Navega por los encantadores secretos de Puerto Cisnes.

Puerto Cisnes es una bahía especialmente tranquila e ideal para la navegación. Desde acá podrás salir en kayak, en bote a remo o motor, hacia lugares con vistas incomparables que mezclan bosques, agua, delfines, aves y una postal poco conocida del ventisquero colgante Queulat.

Leer +
Navega las solitarias riveras cercanas a Puerto Cisnes, y deja que las truchas piquen.

Accesible vía marítima, son varios y diversos los paseos que te ofrece el litoral cisnense, en lancha o en kayak, o mejor aún, ¡en una combinación de ambos! Si la pesca es lo tuyo, acá te dejamos una selección de nuestras mejores picadas para el “Catch & Release”.

Leer +