Si encuentras un pingüino en el Parque Nacional Isla Magdalena, por favor dirígelo un poquito más al sur, a la otra Isla Magdalena.

Si encuentras un pingüino en el Parque Nacional Isla Magdalena, por favor dirígelo un poquito más al sur, a la otra Isla Magdalena.
Zona Fiordos - Canales

Aysén es sinónimo de paisajes inolvidables y majestuosos. Son tantos, que muchas veces la creatividad no da abasto y sus nombres se duplican, creando confusión entre los turistas. En este artículo te contaremos de uno de esos casos, las islas Magdalena de Aysén, y la distinción por la que debes saber sobre la isla del mismo nombre, en Magallanes.

  • Ficha Técnica

    Tipo de actividad: Navegación desde Puerto Cisnes, por el canal Puyuhuapi hacia Parque Nacional Isla Magdalena.

    Lugar de inicio: Puerto Cisnes

    Lugar de término: Parque Nacional Isla Magdalena, entrando por Puerto Gaviota.

    Distancia del recorrido: 55 kilómetros desde Puerto Cisnes hasta Puerto Gaviota.

    Duración de la actividad: 2 horas a un tiempo indefinido, según lo que quieras quedarte en Parque Nacional Isla Magdalena.

    Estacionalidad: Todo el año, consultar salidas con operadores.

    Consideraciones Especiales: Puedes consultar por las condiciones climáticas para tu zarpe, hasta con tres días de antelación. Comunícate con la Capitanía de Puerto de Cisnes: Arturo Prat 851, Puerto Cisnes. Contacto: 67 2346880; 2346881; capuertocis@dgtm.cl.

     

    Reservas: Los servicios de traslado de pasajeros en lancha desde Puerto Cisnes incluyen:

    Oscar Barría, contacto: 982139452;

    Juan Carlos Torres, contacto: 9 82400063; demersalcisnes@hotmail.com;  

    Arturo Ruiz, contacto: 9 95030057; ruizruiz69@hotmail.com;  

    Claudio Matamala, contacto: 9 87428544; claudiomatsalazar@gmail.com.

    Ariel Riquelme provee tours en kayak y bicicleta por los alrededores de Puerto Cisnes. Contacto: 9 87426545 82492769;  natuariel@gmail.com. Si visitas Isla Magdalena y quieres pasar la noche, te recomendamos el hospedaje de la Sra. Blanca Morras, contacto: 9 75301984;  blanca.morras@gmail.com.

     

El Parque Nacional Isla Magdalena en Aysén, es uno de los últimos espacios en la tierra que conserva extensas superficies sin explorar. En 1983, esta singularidad fue reconocida con el cambio de su estatus de Reserva Forestal a Parque Nacional. Todavía sin infraestructura de acogida, ni tampoco áreas de fácil acceso, la ruta más común para ingresar a él es a través de Puerto Gaviota, pequeño enclave costero de poco más de 24 hectáreas, que no forma parte de los límites de esta área protegida.

El Parque comprende 157.640 hectáreas, y sus límites geográficos se marcan al norte con el canal Jacaf, incluyendo las islas Vico, Atilio, Enrique, Manuel y otros islotes menores; al oeste con el canal Moraleda y al suroeste, con el canal Puyuhuapi. Gracias a que históricamente este lugar ha sido poco visitado, en él se encuentra un alto número de asociaciones vegetales sumamente escasas, y que por ello son de mucho interés para la conservación y la investigación científica.

Aunque gran parte de la isla es Parque Nacional, hacia el este y el en lado sur encontrarás terrenos fiscales y privados, con vistas excepcionales a los canales patagónicos.

Para visitar el Parque, toma contacto con operadores de la localidad de Puerto Cisnes. Puedes escoger entre pasar un día navegando para el avistamiento de delfines, caminar por la selva siempreverde, pescar robalos en el borde costero o terminar la tarde con un reconfortante baño termal en las playas de Isla Magdalena.

Las especies de delfines que encontrarás de camino a la isla son el Delfín chileno (Cephalorhynchus eutropia), el Delfín nariz de botella (tursiops truncatus), el Delfín austral (Lagenorhynchus australis) y en menor medida, el Delfín oscuro (Lagenorhynchus obscurus). Además verás lobos marinos y diversas especies de aves marinas.

 

Para una experiencia de viaje más completa pídele a tu guía que te enseñe sobre el arte de la pesca artesanal. Aquí hay abundancia de Róbalo (Centropomus undecimalis) y Merluza austral (Merluccius australis). Normalmente te lo servirán cocido a las brasas,  en una forma de preparación que llaman Cancato.



Puerto Gaviota, guardián del Parque Nacional Isla Magdalena.

Saludando la entrada sur del canal Puyuhuapi y dibujando una bonita postal, se encuentra el pintoresco poblado de Puerto Gaviota. Cerca de unas treinta familias  disfrutan de la tranquilidad del lugar que eligieron para vivir, lejos de la agitación urbana, y cerca de la naturaleza que tradicionalmente los ha sustentado. Si esperas encontrarte con todas las comodidades de tu hogar en un lugar tan remoto de la Patagonia, déjanos poner algunos límites a tus expectativas: a la fecha, aún no existe telefonía celular que conecte a los habitantes con el continente, y a menudo las velas remplazan al generador eléctrico -algo que cambiará con la nueva minicentral hidroeléctrica de 93 kilowatts que será instalada entre 2016 y 2017 (Revista Aqua, 2015). Por su ubicación geográfica, las lluvias intensas son casi siempre parte del paisaje.

La localidad fue fundada oficialmente en 1999, gracias a la obstinación sus habitantes y la de un sacerdote católico, llamado Antonio Ronchi. En un comienzo, y no muchos años antes de su fundación, algunos hombres atrevidos llegaron a instalarse a Puerto Gaviota, motivados por la fiebre merlucera, armando sus casas con desechos plásticos que fueron encontrando en el mar,  apropiándose del escaso terreno plano que lograban encontrar entre rocas y árboles. Antes de ellos, habitaron esta isla los cholgueros, quienes encontraban en Puerto Gaviota un refugio seguro, a la espera de mejores condiciones de navegación.

Los gaviotanos viven principalmente de la pesca de la Merluza austral (Merluccius australis). Te recomendamos programar tu llegada a la hora de almuerzo, para que puedas degustar el plato típico de acá: la merluza frita o a la plancha. El tentempié es ideal para escuchar las historias que los habitantes locales tienen para ti, sobre su llegada a este remoto lugar. Por la tarde no dejes de visitar Puerto Amparo, lugar al que se llega caminando por una hermosa senda de bosque de tipo valdiviano y que tiene la particularidad de presentar la mayor diversidad florística de toda la Región de Aysén.

Otra actividad posible es visitar los islotes María Isabel, donde habitan colonias de lobos marinos y variedad de aves. Como regalo, verás uno de los  atardeceres más mágicos de todo el Pacífico.

Casi todas las casas de la caleta están conectadas con una pasarela de madera, que recorre desde la rampla a donde llega la barcaza, finalizando en el mirador de Puerto Gaviota, en el extremo opuesto del pueblo.

Ten en mente que los ritmos de la caleta son los propios, y si los aceptas, el lugar te encantará.

Los secretos habitantes del bosque y del mar de Aysén.

La Isla Magdalena se caracteriza por un clima de tipo marítimo templado lluvioso, donde las lluvias son abundantes, variando de 100 a 340 mm por mes. Este clima es uno de los principales causantes de la gran variedad vegetacional que verás en las laderas y valles de las cordilleras patagónicas y, muy particularmente, en este islote.

La enorme biodiversidad florística de este parque ha sido poco estudiada, y sus características boscosas multifacéticas mezclan componentes valdivianos y magallánicos, mostrando una alta presencia de las especies Ciprés de las Guaitecas (Pilgerodendron uviferum), Coihue de Magallanes (Nothofagus betuloides), Canelo (Drimis winteri), Tepa (Laurelia phillipiana), Tineo (Weinnmania trichosperma) y Arrayanes (Luma apiculata), además de especies arbustivas como el Chilco (Fuchsia magellanica) o el Tepú (Tapualia stipularis), el Voqui (Hidrangea intergenima) y el Coicopihue (Philesia Magellanica). El bosque también ofrece hermosas coberturas de helechos y musgos, importantes cantidades de lianas, enredaderas y plantas aéreas.

A nivel de fauna, si tienes suerte, podrás observar importantes poblaciones de Huillines (Lontra provocax) y Chungungos (Lontra felina) especímenes de nutria, en peligro de extinción. También es posible que te encuentres con otros mamíferos marinos como el Coipo (Myocastor coypus).

Si te gustan los misterios, en esta isla hay algunos cuantos. Escondido en su  interior , duerme el volcán Mentolat. Su forma es cónica y tiene una  altura de 1.605 msnm, un diámetro basal de 16 km y una caldera de 6 km, cubierta de nieve. Al igual que la isla, muy poco sabemos de él. Se estima que la última erupción podría haber sido entre los años de 1710 a 1850. Pertenece al cordón de la cordillera de los Andes, y hoy –aparentemente– no presenta riesgo de erupción. Lamentablemente sólo podrás contemplarlo a lo lejos, desde el canal Pangal, ya que no existe senda alguna que te permita ascender por sus laderas, atravesando la densidad del bosque. Sus nieves eternas dan nacimiento a los ríos Pangal y Mackay, donde dicen, la pesca es buena.

Otro secreto de esta isla es el pozón termal, hecho artificial y rústicamente a partir de un sencillo dique. Podrás ubicarlo gracias a una construcción de madera sin pretensiones, a orillas del canal Puyuhuapi. El pozón es un privilegiado mirador natural, desde donde puedes apreciar el verdor único de la isla y asombrarte con lo extenso del canal. Una vez que abandones las aguas termales, puedes seguir deleitando  tus sentidos con una caminata de 10 minutos a través de una senda que conduce a una  instalación en desuso. En ella el bosque te regala un sinfín de frescos aromas.

La otra “Isla Magdalena ”

Contigua a la Región de Aysén, por el sur, está la Región de Magallanes. Aquí existe otra Isla Magdalena, que también es una área silvestre protegida, pero en su caso, es el Monumento Natural Los Pingüinos. Su razón de ser es proteger  la avifauna del lugar, compuesta principalmente por cormoranes, gaviotas y una de las mayores colonias de pingüinos de Chile, estimada en 60.000 parejas de especímenes de Pingüinos magallánicos (Spheniscus Magellanicus), lo que constituye más del 95% de la biomasa avifaunística de esta especie. Si quieres más información sobre servicios, valores y tours para conocer la “otra” Isla Magdalena, ubicada en Magallanes, puedes acceder al sitio web www.islamagdalena.com.

Leer +

Notas

  • Nota 1

    Arqueologia en el río Cisnes

    El valle en el que se encuentra el Río Cisnes presenta características geográficas y ambientales particulares que lejos de “repetir” lo que se conoce en los valles de más al sur, complementa y contribuye a un mayor entendimiento de la compleja prehistoria de Patagonia Central. Se trata del principal valle que conecta la estepa oriental y la costa del Pacífico, cualidad geográfica que lo constituye como un buen candidato para el estudio de vías de movilidad y comunicación del pasado. En esta zona se han planteado investigaciones arqueológicas que buscan entender los ajustes culturales de los cazadores recolectores de las estepas a ambientes del bosque siempreverde del litoral, así como su posible vinculación con grupos habitantes del medio marítimo (canales interiores). Las prospecciones en el Alto Cisnes permitieron el descubrimiento y registro de ubicaciones prehistóricas e históricas. Estas se encuentran representadas por una serie de hallazgos aislados, talleres, campamentos residenciales, aleros y cuevas con ocupaciones, estructuras funerarias tipo “chenque” (tumbas indígenas consistentes en acumulaciones de piedras) y antiguas estaciones de rutas comerciales (Reyes et al., 2006). Pero también se han registrado sitios ubicados más al occidente, en los sectores de Cisne Medio, donde se verifica la transición estepa-bosque y directamente dentro del bosque siempreverde (sitio Alero El Toro, excavado por Bate y Mena, 1998), lo que ha reflotado la hipótesis del contacto entre cazadores terrestres y marítimos. 

Fotografías

Fotografías que complementan este relato

Recetas

Los sabores y saberes gastronómicos pueden ser un aspecto inolvidable de tus recorridos en Aysén. Cada rincón ofrece sus propias recetas y platos. Descubre tus recetas favoritas aquí.

Videos

Si una foto vale más que mil palabras, un video vale más de un millón, ¿no es cierto? Aquí encontrarás los mejores para este sector.

Rutas

Para recorrer esta ruta, vas a necesitar un buen mapa. Encuentra los detalles y pasos aquí en versión georreferenciada y descargable a Smartphone, Tablet y GPS.

Articulos Relacionados

Navega por los encantadores secretos de Puerto Cisnes.

Puerto Cisnes es una bahía especialmente tranquila e ideal para la navegación. Desde acá podrás salir en kayak, en bote a remo o motor, hacia lugares con vistas incomparables que mezclan bosques, agua, delfines, aves y una postal poco conocida del ventisquero colgante Queulat.

Leer +
En busca de la perla del litoral: Puerto Cisnes

En pocas horas, Puerto Cisnes te llenará de historias de colonos, paisajes costeros e incluso te asombrará con una orquesta de ranas y sapos al atardecer. Este tour autoguiado te permitirá conocer lo esencial de esta localidad.

Leer +
Puerto Cisnes es el cuidador de un jardín de hadas en Queulat

Te vas a sentir como en un cuento fantástico cuando ingreses a uno de los senderos más hermosos de toda la Región de Aysén: el Bosque Encantado. Una caminata de mediana dificultad durante aproximadamente dos horas (ida), te lleva a través de una selva valdiviana de bosque siempreverde, permitiéndote recorrer parajes de inolvidable belleza. La entrada al bosque encantado se encuentra a unos 180 kilómetros al norte de Coyhaique, por la Carretera Austral, en la entrada sur del Parque Nacional Queulat, o sea a tan sólo 45 kilómetros de Puerto Cisnes.

Leer +
Viaja en el tiempo, a los bosques pantanosos de Puerto Cisnes.

En las localidad de Puerto Cisnes existen dos senderos de bosques que crecen en medio de pantanos. En el pasado, estos mallines eran comunes en toda la zona costera de la Región de Aysén. Descubre su importancia científica y por qué desaparecieron, en el siguiente artículo.

Leer +
Navega las solitarias riveras cercanas a Puerto Cisnes, y deja que las truchas piquen.

Accesible vía marítima, son varios y diversos los paseos que te ofrece el litoral cisnense, en lancha o en kayak, o mejor aún, ¡en una combinación de ambos! Si la pesca es lo tuyo, acá te dejamos una selección de nuestras mejores picadas para el “Catch & Release”.

Leer +