Madruga junto al cóndor andino en Coyhaique Alto

Madruga junto al cóndor andino en Coyhaique Alto
Zona Aysén - Simpson

El cóndor andino, símbolo nacional de Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú, representa poder, fuerza y libertad para la gente de la Patagonia. Aquí aún es un evento diario detenerse, mirar al cielo y maravillarse de estos gigantes planeando en las alturas sin esfuerzo alguno. Verlos de cerca es un privilegio de pocos, pero si te animas a madrugar, es posible en Aysén.

  • Clic para ver Ficha Técnica

    Tipo de actividad: Avistamiento de cóndores  

    Lugar de inicio: Coyhaique

    Lugar de término: Coyhaique  

    Distancia del recorrido: Aprox. 43 km hasta la Estancia Punta del Monte y otro 15 km hasta el cañadón.

    Duración de la actividad: 4 - 6 horas aproximadamente.

    Estacionalidad: Todo el año, siempre dependiendo de las condiciones climáticas y comportamiento del cóndor.

    Consideraciones: Toma en cuenta que cóndores son animales silvestres y así, su comportamiento no pueden ser controlado. A veces, podría recorrer los condoreras sin éxito y no lograr al avistamiento que esperas. 

    Reservas: Para visitar los condores en la estancia Punta del Monte, necesitaras una reserva. 

    Servicios: 

    • Estancia Punta del Monte: Contacto: Alejandro Galilea; Bilbao 398, Coyhaique. (067) 2231601; condores@puntadelmonte.clwww.puntadelmonte.cl
    • Parque Patagonia, reserva privada de la ONG Conservación Patagónica, Valle Chacabuco, 17 Km norte al Cochrane; www.conservacionpatagonica.org
    • Oficinas regionales del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG): Avenida Ogana 1060, Coyhaique. Teléfonos: (067) 263260 - 263200; contacto.aysen@sag.gob.cl. Atienden de lunes a jueves de 08:30 a 13:00 y viernes de 14:30 a 16:30. 

Para “Elal”, héroe tehuelche, maestro de la caza y protector, el cóndor era el Señor de los Andes. Con su planeo circular dominaba toda la cordillera,  y la sombra de sus enormes alas podía helar torrentes y convertirlos en nieve. Así empieza una de las más famosas leyendas  relatadas por los antiguos patagones, quienes como en todos los pueblos de la región andina, le han rendido culto al ave voladora terrestre más grande del mundo. Para los incas era un mensajero de los dioses que volaba al nivel superior del mundo religioso a llevar plegarias. Para los mapuches, el animal donde se reencarnan las almas nobles y valientes.

Durante tu tiempo en la Región de Aysén, podrás mirar  estas magníficas aves en varios sectores e incluso tener oportunidades únicas para observarlos a sólo un par de metros. Una de ellas es en los terrenos de la Estancia Punta del Monte en Coyhaique Alto, ubicado a aproximadamente una hora de la capital regional. Entre las 5:00 – 5:30 de la mañana (sí, leíste bien) Alejandro Galilea, estanciero y ornitólogo aficionado, ya te estará buscando en tu alojamiento en Coyhaique para conducir rumbo a la pampa. Te aseguramos que levantarse antes del amanecer no es más que un pequeño sacrificio, comparado con la experiencia única que podrás disfrutar con estas aves.   

A medida que uno avanza hacia el este de Coyhaique, el paisaje cambia radicalmente a una extensa estepa de coirones donde se pueden contar ovejas por miles. Uno de esos reinos ovinos  es la estancia Punta del Monte, lugar donde puedes hacer cabalgatas, pesca con mosca, ver esquila de ovejas o alojar para disfrutar de la hospitalidad típica de las estancias patagonas (y de paso dormir un poco más tarde para tu visita a los cóndores).  

Si el cóndor despertó tu pasión por los aves, a la vuelta detente en el Monumento Natural Dos Lagunas, donde podrás ver al carpintero negro, pitío, cachaña, zorzal patagónico, tagua y al cisne de cuello negro.

Recorrerás por caminos interiores hasta llegar a un precipicio con un paisaje impactante de  pequeñas lomas sobre la pampa, formaciones rocosas y la quebrada del río Ñirihuao, perfectamente dorados con la luz del amanecer. Aquí las instrucciones son claras: no acercarse demasiado a la orilla, tener cuidado con el viento y hacer movimientos suaves, porque estarás visitando el “dormitorio” de estas aves y la idea es verlas antes de que despierten y emprendan el vuelo. 

Serás testigo del ritual realizado por estas aves cada mañana, mientras esperan el aire tibio para poder planear, estirando sus alas una y otra vez como si fuera un ejercicio matutino. El cóndor mide unos tres  metros con las alas extendidas, por lo que es un ave muy pesada y le cuesta aletear, a cambio planea aprovechando las corrientes de aire ascendentes que aparecen con el sol. Antes de abrir sus alas, el cóndor parece torpe y poco agraciado, pero es el momento perfecto para conocer sus detalles, como por ejemplo que el macho adulto tiene cresta y un collar de plumas blancas en la base de su cuello, los ojos de la hembra son rojísimos, y los juveniles son de color café. 

En cualquier momento empezará el vertiginoso instante en que el primero se lance al vacío y luego de unos aleteos luzca su conocimiento absoluto del viento y corrientes de aire, planeando en forma impecable. Y si siempre miraste alto hacia el cielo tratando de verlos, acá en forma inédita podrás mirar hacia abajo o a escasos metros de tu cabeza. De a poco aparecerán más, hasta que apenas puedes contarlos. Un espectáculo conmovedor de hábiles despegues, planeos y aterrizajes, donde queda claro que nadie domina los cielos de la Patagonia mejor que el cóndor.

Otro lugar inolvidable para el avistamiento de cóndores andinos y un sinfín de otra fauna nativa de las praderas patagónicas, es el Parque Patagonia, reserva privada de la ONG Conservación Patagónica, (www.conservacionpatagonica.org).

Videos

Si una foto vale un mil palabras, un video vale un millón, ¿no es cierto? Aquí encontrara unos de los mejores para este sector.





Amanecer con los Cóndores - Estancia Punta del Monte





Birdwatching patagónico, ¡Es hora de sacar tus binoculares!

Rutas Descargables

Para recorrer este ruta, vas a necesitar un buen mapa. Encuentra los detalles y pasos aquí en versión georreferenciada y descargable a Smartphone, Tablet y GPS.