Balmaceda ofrece un último paseo bajo la brisa patagona

Balmaceda ofrece un último paseo bajo la brisa patagona
Zona Aysén - Simpson

El aeropuerto regional está ubicado a pasos del pequeño pueblo fronterizo de Balmaceda. Sí, es pequeñísimo, pero su historia es gigante. En vez de gastar horas esperando en el aeropuerto, aprovecha tus últimos minutos en el aire fresco patagónico, conociendo uno de los poblados más antiguos de la región.

  • Clic para ver Ficha Técnica

    Tipo de actividad: Recorrido por la localidad de Balmaceda.

    Lugar de inicio: El Aeropuerto Balmaceda, principal acceso por vía aérea a la Región de Aysén, ubicado 55 km al sureste de la ciudad de Coyhaique.

    Lugar de término: Tu vuelo de regreso. 

    Distancia del recorrido: Balmaceda está ubicado a metros del aeropuerto y tiene no más que 10 manzanas.

    Duración de la actividad: 1 hora aproximadamente.

    Estacionalidad: Todo el año.

    Consideraciones especiales: Es muy,  muy poco probable encontrar un día sin viento en Balmaceda, así es que lleva una chaqueta cortaviento antes de caminar. Si llegaste tarde al aeropuerto y no tienes tiempo de recorrer Balmaceda, la Cafetería Las Piedras, ubicada en el segundo piso del aeropuerto tiene buenos cafés y sándwiches. El aeropuerto cuenta con servicios de cajero automático, venta de souvenires, transfers, cafetería y rent a car.

    Reservas: No son necesarias.

El poblado de Balmaceda, además de estar a un costado del aeropuerto y de la frontera con Argentina, te entrega la posibilidad de pasar un rato agradable, antes de continuar tu viaje. Te recomendamos llegar con dos  horas de anticipación a tu vuelo, entregar tus maletas en el counter cuando aún no se forman tumultos e ir a recorrer la localidad de Balmaceda. Si viajas a Argentina por esta vía puedes detenerte unos momentos y disfrutar de este poblado que ha empezado a ofrecer excelentes servicios. ¡Está a sólo a una cuadra del aeropuerto!

Primero te contamos un poco de su historia, para que vayas entendiendo la dinámica de este pueblo inmerso en la pampa. Balmaceda fue fundada el 1 de enero de 1917 por José Antolín Silva Ormeño con el fin de reunir a los compatriotas que vivían en la provincia argentina de Chubut y que eran perseguidos por ser chilenos. Así, José Antolín Silva da vida a uno de los primeros poblados de la región de Aysén y el más cercano a la frontera con Argentina, junto al Paso Huemules. 

Cuando recorras sus calles verás muchas casas antiguas, con una arquitectura que reúne elementos típicos de las construcciones chilenas y argentinas de la Patagonia, como el uso de tejuelas y ladrillos. Al llegar a la plaza, recientemente remodelada, fíjate en el monumento “La imagen de un visionario”, que recuerda a su fundador, y no te asustes si lo escuchas silbar, porque tiene un sistema de tubos que provoca un silbido con el aire. Y es que claro, en Balmaceda el viento nunca para de soplar, así es que acá se le hace un homenaje, con un sector de la plaza dedicado a la feroz “brisa” patagónica. También hay juegos para niños, para entretener a tus hijos en la espera, y una pequeña muestra dedicada a la aviación. 

Para conocer más sobre la historia del poblado visita la biblioteca y museo de Los Pioneros. Ubicado al lado de la plaza, es el lugar donde puedes encontrar información sobre el legado de los primeros colonos que llegaron a la región de Aysén y encontrar actividades para toda la familia durante la mayor parte del año. Y de paso puedes llevar contigo alguna última buena historia, conversando con algunos de los colonos que aún sobreviven.

Después de la caminata, nada mejor que un rico café o comida. Te sugerimos dos restaurantes del pueblo, ambos excelentes picadas y con buenos precios. El Rincón De Mirna, de la señora Mirna Echaveguren, se ubica en Mackenna 832 y se especializa en menús de almuerzo con comida casera. Y el restaurante Fast and Rich, de la señora Ruth Vera, ubicado en la Manzana C de la Población Vientos del Sur, tiene buenos sándwiches, donde puedes degustar una vez más la rica carne de estas tierras en un churrasco con pan casero. 

Y cuando ya sea tu turno de despegar, mira al oriente y despídete de estos paisajes desde lo alto, sabiendo que tarde o temprano querrás regresar por nuevas aventuras e historias, porque la magia de la Patagonia es así: uno siempre regresa.

Fotografías

Fotografías que complementan este relato

Videos

Si una foto vale un mil palabras, un video vale un millón, ¿no es cierto? Aquí encontrara unos de los mejores para este sector.





"TRAPANANDA" - historia de Balmaceda

Rutas Descargables

Para recorrer este ruta, vas a necesitar un buen mapa. Encuentra los detalles y pasos aquí en versión georreferenciada y descargable a Smartphone, Tablet y GPS.

Servicios

Tripadvisor

Con nuestro “plug-in” con Trip Advisor, es facilísimo a ubicar los mejores servicios del alojamiento, alimentación y guías y compartir los opiniones y experiencias de otros viajeros. Aquí nos presenta los servicios en las cercanías de este sector.

Restaurantes