Un amor por la naturaleza y la innovación gourmet, Entre Hielos en Tortel

Un amor por la naturaleza y la innovación gourmet, Entre Hielos en Tortel
Zona Baker - O'Higgins

María Paz Hargreaves y Noel Vidal, son los dueños del lodge Entre Hielos. Abrieron el 2008, creando el mejor lugar de Caleta Tortel en cuanto a comodidades y diseño. Uno de sus desafíos es enseñarle a sus huéspedes a cuidar este poblado, que para María Paz es único en el mundo.

Desde el mirador del cerro La Bandera, viendo el delta del río Baker, los fiordos y ese entorno infinito de islas, bosques siempreverdes y montañas abruptas, tratamos de imaginar cómo era este mundo antes de la llegada de los primeros pobladores que se asentaron en la zona. Estos territorios eran frecuentados por los kawéskar, pueblo nómade canoero casi extinto, que habitó y recorrió los sectores costeros de la Patagonia occidental, desde el Golfo de Penas hasta el Estrecho de Magallanes y algunos sectores de Tierra del Fuego. Tratamos de imaginar sus vidas arriba de sus canoas, viviendo semi desnudos, dando caza a aves y mamíferos marinos, o lanzándose al gélido mar para bucear y recolectar mariscos. Era una vida de subsistencia, en un mundo dominado 100% por la naturaleza y sus inclemencias.

Tomamos este trekking a sugerencia de María Paz Hargreaves y Noel Vidal, dueños del Lodge Entre Hielos (www.entrehielostortel.cl), que nos invitaron a cenar junto con sus huéspedes en la tarde. Noel es nacido y criado en Tortel, hijo de una de las primeras familias que llegaron a la zona en los años 50. María Paz llegó a este maravilloso lugar después de terminar su carrera en la universidad. Es arquitecto y vino a Aysén, como parte del programa Servicio País de la Fundación Nacional para la Superación de la Pobreza, que ha tenido presencia en cada zona cultural de Aysén desde 1995. Comenzó a viajar por la región durante su tiempo libre y fue así, como en uno de sus viajes, se enamoró de Caleta Tortel, en 1998. Y también nació el amor entre Noel y ella. Con tanto amor, era inevitable que ella migrara hacia este pequeño pueblo, colgado de los bosques sobre el mar. Así, en el año 2000 dejó la vida de la ciudad para conectarse con una vida más feliz y natural. “Es un lugar especial, que no existe en otro lado del mundo, porque está concebido en torno y como respuesta a la naturaleza. Se formó desde seres humanos que no tenían máquinas, ni cosas para hacer grandes cambios. Usaron sus recursos, que eran mínimos como las hachas, cortando un árbol, haciendo tablas y generaron una urbanización que es respetuosa con el lugar. Nosotros vivimos en un lugar donde la naturaleza y la infraestructura van relacionados. Acá está todo pensado para la lluvia, para que escurra el agua, para que la naturaleza siga entremedio como siempre. Las pasarelas fueron una respuesta para poder instalarse en un lugar donde no se podía hacer caminos o tirar un poco de cemento”.

En 2008 abrieron este lodge, que es una joyita en este lugar en cuanto a comodidades y diseño. Es una casa que ya existía y que María Paz y Noel le hicieron un agregado, en su propio estilo arquitectónico. Son seis habitaciones con grandes ventanales donde uno ve la nutrida vegetación del lugar, un living central, un pequeño comedor con cocina a la vista, una biblioteca para huéspedes y decenas de pequeños detalles que lo hacen sumamente acogedor.

“Uno de nuestros grandes desafíos es hacer entender a los visitantes que Tortel es muy distinto a otros lugares. Es un lugar muy democrático, por decirlo así, porque aquí son todos iguales. Tengas plata o no, tienes que bajarte de tu auto, salir a la lluvia, al viento, a las pasarelas sin señalización, a las escaleras. Eso descoloca mucho a la gente. Es muy importante entregarles información previa, para que se puedan adaptar a esta realidad nueva y enseñarles que acá no llegan todas las comodidades que ellos acostumbran tener, o que los servicios básicos como el agua y la luz son limitados. Nosotros como lodge tratamos de enseñar temas como la basura, por ejemplo, no tenemos oferta de aguas o bebidas gaseosas embotelladas y le explicamos a nuestros pasajeros que queremos reducir al máximo la basura”, nos explica.

Uno de los puntos más fuertes del lodge es su gastronomía, pensada para un máximo de 12 clientes a la vez. Todas las temporadas llevan un chef, que deleita a los visitantes con platos gourmet a la hora de la cena, usando ingredientes de la zona. Acompañamos toda la tarde a Tomás Roa en la cocina, el talentoso chef de esta temporada, mientras prepara una entrada, plato fuerte y postre, usando productos como centolla de Puerto Edén, salmón salvaje pescado en el Baker, papas chilotas y frutos como grosella, calafate y cauchado de luma, recolectados en la zona. En forma muy meticulosa y con calma, va preparando y decorando cada platillo, hornea el pan y se da el tiempo para contarnos con detalle cada receta.

Como todas las noches, los viajeros empiezan a sentarse y los platos comienzan a salir para dar inicio a un nuevo banquete al estilo “Entre Hielos”, donde los detalles y el buen gusto, siempre son protagonistas.

Fotografías

Fotografías que complementan este relato

RECETAS

Los sabores y saberes gastronómicos pueden ser un aspecto inolvidable de sus recorridos en Aysén. Cada rincón ofrece sus propios recetas y platos. Descubre tus recetas favoritas aquí.

Servicios

Tripadvisor

Con nuestro “plug-in” con Trip Advisor, es facilísimo a ubicar los mejores servicios del alojamiento, alimentación y guías y compartir los opiniones y experiencias de otros viajeros. Aquí nos presenta los servicios en las cercanías de este sector.

Alojamientos
Restaurantes