Conserva de Nalca en Amíbar

Conserva de Nalca en Amíbar
Zona Chelenco

Aprox 4 frascos de 500 ml

Ingredientes:

  • 1,5 kg (6 tazas) de tallos de nalca, limpios, sin hilachas y picados en rodajas.
  • 450 g (2 tazas) de azúcar (½ taza de azúcar por frasco)
  • 1 litro (4 tazas) de agua (1 taza de agua por frasco)
  • 4 frascos de vidrio para conservas (500 ml), esterilizados.

Preparación:

La nalca se caracteriza por tener hilachas —pequeños y largos hilos en su interior—, así que el primero paso es retirarlas y, una vez limpia, picar los tallos en rodajas o en cuadritos y lavar muy bien con agua fría, para luego ponerla a estilar en un colador. Es importante que los utensilios para la preparación sean de acero inoxidable (cuchillo, colador), porque la nalca se pone negra con otros metales. Esterilizar los frascos una hora antes de llenar. Para eso, poner los frascos vacíos en una olla grande y cubrir completamente con agua. Hervir y dejar que los frascos se bañen durante al menos 15 minutos. No se pueden hervir las tapas de los frascos,  porque se pueden dañar sus sellos. Para la preparación del almíbar, hervir el agua con el azúcar, hasta disolver y luego dejar enfriar. Colocar la nalca ordenada dentro de los frascos esterilizados e incorporar el almíbar. Tapar los frascos y ponerlos en una olla grande, cubiertos completamente con agua fría (5 cm sobre la tapa). Calentar y dejar hervir por 20 minutos. Retirar del fuego y dejar enfriar. Retirar los frascos de la olla y guardar en un lugar seco y fresco, para disfrutar en esos días en que visite la nostalgia y el antojo de probar los exquisitos sabores nativos de estas hermosas tierras.

Fotografías

Fotografías que complementan este relato