Las albóndigas de la Señora Clotilde

Las albóndigas de la Señora Clotilde
Zona Chelenco

6 - 8 porciones

Ingredientes:

  • 1 kg de carne de vacuno, idealmente posta
  • 2 huevos de campo
  • 1 diente de ajo molido
  • 1/2 cucharada de comino
  • 1/2 cucharada de orégano entero
  • 1/2 cucharada sal
  • 1/2 cucharadita pimienta negra molida
  • 1 cebolla pequeña
  • 1-1/2  taza de aceite para freír
  • 1 taza de pan rallado
  • 1/2 taza de harina
  • 1 taza de agua
  • 1 taza de salsa de tomates

preparación:

Preparar la carne. Cortar la carne en trozos de unos 300 gramos y pasarlos  por la máquina de moler. Idealmente debe ser una carne blanda como posta o lomo,  fresca y  molida en el momento. Si no se tiene la máquina, comprar un trozo de carne y pedir  que la muelan en la carnicería. En un recipiente colocar la carne y agregar los dos huevos y el ajo molido (el ajo debe estar bien triturado). Agregar los condimentos: comino, orégano, sal y pimienta negra. Estas proporciones pueden variar dependiendo de tu gusto o de quién prepara las albóndigas. También, agregar la harina a la mezcla para que tome consistencia. Mezclar bien, cuidando que los ingredientes se junten de la mejor manera posible.  Lo importante es que los aliños estén bien distribuidos y no queden muy concentrados.

Formar las albóndigas.   Con una cuchara grande tomar una porción y comenzar  a hacer las bolitas con las manos hasta que estén firmes. Una vez  listas, pasarlas  por pan rallado y dejarlas   en un recipiente. 

Cocinar las albóndigas. En una olla poner a cocer la cebolla picada a fuego lento mientras en otro sartén se calienta el aceite para freír. Una vez que el aceite esté caliente freír  las albóndigas por cinco minutos cuidando que queden doradas. Tener precaución al girarlas para evitar que se partan. Luego pasar las albóndigas a la olla con cebolla, agregar una taza de agua y terminar de cocinarlas por 15 minutos a fuego lento. Se  pueden comer  con salsa de tomate, para lo que  se debe rebajar el espesor de la salsa con agua y agregarla a la olla donde se cocinan las albóndigas.  Ahora se pueden servir a gusto y en las cantidades que quieras. La porción en la Patagonia es de tres albóndigas por plato más el acompañamiento.¡Listo! Ya tienes tus albóndigas patagónicas. Ahora a disfrutar.

Fotografías

Fotografías que complementan este relato